La Voz de Croacia

19:09 / 12.06.2022.

Autor: Veronica Vlaho

Medulin: Un museo bajo el mar

Nacras del Mar Adriático

Nacras del Mar Adriático

Foto: Srecko Niketic / PIXSELL

Al sur de la península de Istria hemos conocido la historia que lleva el nombre de "Museo bajo el mar", que comenzó en 2014. El descubrimiento de un espacio arqueológico en la bahía de Bijeca tuvo como resultado la cooperación entre la asociación Eko more de Medulin y el Museo Arqueológico de Istria, que fundaron el “Museo bajo el mar”. 

El terreno submarino de Istria es conocido a nivel mundial por sus descubrimientos arqueológicos. El acuario de Medulin lleva ventaja, ya que en tiempos de los antiguos romanos allí existían grandes haciendas nobles y residencias. Y el nivel del mar era un metro o metro y medio más bajo que el actual. A las investigaciones que realizaban los arqueólogos y amantes del mar, se unieron los biólogos y buzos. 

“Se trata de salinas romanas y criaderos de peces, un complejo económico en la bahía de Bijeca, en Medulin. Es importante porque no existen analogías en la costa istriana. Se extiende en una zona de diez hectáreas a poca profundidad. Comenzamos con esta investigación en 2014, y gracias a los buzos locales contamos con información muy valiosa. Los buzos que se presentaron en el museo nos mostraron las fotografías, pero es difícil a través de ellas sacar una conclusión sobre el tema. Mis colegas y yo fuimos al lugar y pudimos ver que se trataba de unos cofres de madera. Como la investigación avanzaba, concluimos que se trataba de una red compleja de canales, con muchos elementos de madera que permitían la circulación del agua para la producción de sal, y algunos espacios que indican que podría ser un criadero de peces romano, que también tiene ese tipo de elementos de madera como si fueran cofres, con soluciones técnicas fenomenales. En esa misma bahía hay una zona en la que encontramos nueve bloques de piedra, de lo que podríamos deducir que se trataba de la fábrica de aceite. Podríamos concluir que la persona que vivía en las cercanías administraba este complejo, que en la zona tenía olivares, y las olivas iban directo a la aceitera ubicada en la costa”, dice la arqueóloga Ida Konsani-Uhać, del Museo de Arqueología de Pula. 


Entre los restos arqueológicos, el sr. Marinko Babić, fotógrafo submarino, encontró dos nacras vivas, moluscos en peligro de extinción. 

“Se trata de un molusco que vive unos 20 años y crece hasta los 120 cm de largo. Se fija al suelo a través del biso, que tiene un penacho con hilos con los que se confeccionaban prendas reales. A comienzos del año 2020 pude observar una mayor cantidad de nacras muertas, más de las habituales. Hacia el final del otoño y comienzos del invierno de ese año ya prácticamente no había ninguna viva. Las afecta un parásito, el Haplosporidium pinnae, que se activa cuando el mar tiene más de 13 grados de temperatura. Estas nacras que encontramos, que sobrevivieron, se encuentran en peligro porque las amenaza esa segunda ola de parásitos activos, pero esperamos que sobrevivan”, dice Marinko Babić.


Los buzos de Eko more Medulin dos veces por semana siguen haciendo trabajos de observación en la superficie marítima del Adriático norte en busca de nacras vivas a una profundidad de entre dos y veinte metros, con la esperanza de encontrar algún espécimen más con vida y así ayudar a los científicos en el intento de rescatar la especie que se encuentra en un serio riesgo de extinción. 

Audio en: https://glashrvatske.hrt.hr/es/multimedia/croacia-hoy-magazin/magazin-1262022-museo-bajo-el-mar-7878320


Nota original realizada por Tomislav Šikić.

Traducción y adaptación: Verónica Vlaho. 

Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!