Primer ministro Andrej Plenković con el papa Francisco (Foto: Lana Slivar Dominic Pixsell) Primer ministro Andrej Plenković con el papa Francisco (Foto: Lana Slivar Dominic Pixsell)

Luego del encuentro que sostuvo en el Vaticano con el papa Francisco, el primer ministro Andrej Plenković destacó:"Por supuesto que aproveché esta oportunidad para invitar al Santo Padre a visitar Croacia. Ello significaría mucho para el pueblo croata, para todos los que lo estiman, los que lo respetan, los que esperan su visita. Tengo la impresión que ello sucederá. Él eligirá el momento que sea más adecuado para tal visita" - dijo Plenković.

El primer ministro croata aprovechó la primera audiencia con el Santo Padre para conversar sobre la finalización del procedimiento de canonización del beato Alojzije Stepinac.

"Conversamos también sobre el procedimiento de canonización del beato cardenal Alojzije Stepinac. Mi impresión es que ese proceso va bien, que va en la verdadera dirección. Me gustaría que la visita del papa Francisco sea en ese contexto" - expresó el presidente del Gobierno.

Durante la audiencia el premier Plenković obsequió al Santo Padre una estatua de San José con el niño Jesús. Hace 330 años el Parlamento Croata, en su sesión del 9 y 10 de junio de 1687, proclamó a San José patrono del Reino de Croacia, o sea del pueblo croata. El Santo Padre obsequió al presidente del Gobierno croata una escultura con un ramo de olivo.

Después de las conversaciones entre el papa Francisco y el presidente del Gobierno croata Andrej Plenković, se da la impresión de que el Sumo Pontífice podría realizar una visita a Croacia y que no está lejos la fecha cuando podría expresar su conclusión respecto al trabajo de la comisión mixta de la Conferencia Episcopal Croata y de la Iglesia Ortodoxa Serbia sobre las actuaciones del cardenal Stepinac.

Expresando su satisfacción con el encuentro sostenido con el papa Francisco, el presidente del Gobierno croata Andrej Plenković manifestó que tiene la impresión de que se podrían unificar ambos acontecimientos, o sea la canonización del beato cardenal Alojzije Stepinac y la visita del papa Francisco a Croacia.