La Voz de Croacia

20:00 / 17.09.2017.

Autor: Majda Ivković

Betina – la cuna de la construcción naval de madera

Betina, tradicional bote de madera (Foto: Majda Ivković/Voz de Croacia)

Betina, tradicional bote de madera (Foto: Majda Ivković/Voz de Croacia)

Foto: - / Glas Hrvatske

Hace ya casi tres siglos en Betina, isla de Murter, se conserva la tradición de la construcción naval de madera.

En el lejano año de 1740, la habilidad de la construcción de embarcaciones de madera fue llevada por la familia Filipi, de la isla de Korčula. Desde entonces sólo lo sabían algunas familias y el secreto de la construcción de la gajeta, la bracera, la leuta y otras embarcaciones fue trasmitida de generación en generación.

Betina, uno de los últimos refugios de la construcción tradicional de embarcaciones en Europa (Foto: Majda Ivković)

Betina, uno de los últimos refugios de la construcción tradicional de embarcaciones en Europa (Foto: Majda Ivković)

Foto: - / -

La gajeta para los campesinos, no para los pescadores

La gajeta de Betina fue durante siglos para los campesinos como una casa. Con ella no se iba a pescar, sino que se iba a los terrenos en las alejadas islas del Archipielago de Kornati.

En las gajetas se transportaba el ganado, el trigo, el aceite de oliva o la herramienta para labrar la tierra. El campesino de Betina encendía una estufa en la gajeta, se iba a cosechar, vivía en ella durante meses.

En el pasado a Betina la llamaban “el granero de la región de Šibenik” (Foto: Majda Ivković)

En el pasado a Betina la llamaban “el granero de la región de Šibenik” (Foto: Majda Ivković)

Foto: - / -

Los astilleros familiares de los antiguos constructores navales

En Betina actualmente viven apenas algunos de los antiguos constructores navales, llamados kalafatos, que heredaron el arte de la construcción naval de sus abuelos y bisabuelos. Los antiguos maestros kalafatos crearon pequeños astilleros familiares ubicados en la ribera de Betina, separados por puentes.

En ellos todavía actualmente se utilizan las antiguas herramientas para la construcción naval y están abiertos para los visitantes de todo el mundo. Vienen a ver algo que no existe en otras partes del mundo, la construcción de una embarcación con las propias manos y con herramientas casi olvidadas.

El constructor naval Nikola Pepeša heredó el antiguo astillero y también la habilidad para construir embarcaciones de su difunto suegro, el legendario kalafato Ćiro Burtino, quien a su vez heredó el astillero y el conocimiento de Branimir Uroda, uno de los mayores kalafatos en la historia de Betina.

Betina, tradicional bote de madera (Foto: Majda Ivković/Voz de Croacia)

Betina, tradicional bote de madera (Foto: Majda Ivković/Voz de Croacia)

Foto: - / Glas Hrvatske

Un monumento permanente a la tradición

Como un monumento permanente a la construcción naval de madera, los habitantes de Betina construyeron en el centro de la localidad el Museo de la Construcción Naval de Madera, en el que se conservan los recuerdos de los difíciles siglos de los campesinos locales. Tambien los kalafatos recibieron lo que justamente les corresponde – un monumento de bronce en la ribera de Betina.

Monumento a los kalafatos y a sus barcos tradicionales que datan del año 1740 (Foto: Majda Ivković)

Monumento a los kalafatos y a sus barcos tradicionales que datan del año 1740 (Foto: Majda Ivković)

Foto: - / -

Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!