Ilustración (Foto: Marko Prpic/PIXSELL) Ilustración (Foto: Marko Prpic/PIXSELL)

En la sesión de Gobierno de este lunes el Primer Ministro Andrej Plenković dijo que el Gobierno estaba declarando una catástrofe en las zonas afectadas por el terremoto.

"24 personas resultaron heridas, 18 están en el hospital. Cuatro bomberos resultaron heridos y un voluntario murió. En nombre de todo el Gobierno, hago llegar mi más sentido pésame a las familias de los fallecidos. El suelo todavía está temblando, lo vimos esta mañana también. Eso no significa que tengamos que seguir teniendo miedo, pero debemos estar atentos. 16 de los 18 miembros del Gobierno visitaron la provincia de Sisak y Moslavina, y dos más irán mañana. Quiero agradecer al ejército, a la Cruz Roja, a los bomberos, a los voluntarios, a todas las personas de buena voluntad que mostraron un gran corazón, la unión para ayudar a todos aquellos cuyas vidas han cambiado radicalmente por este terremoto. Fue una unidad de la que todos podemos estar orgullosos. Los ingenieros también están en el terreno y han contribuido numerosas empresas de construcción. También me gustaría agradecer a los muchos países que han brindado apoyo y proporcionado suministros claves en un corto período de tiempo. Les agradezco desde el fondo de mi corazón en nombre del Gobierno" - dijo Plenković.

"Nadie se quedará solo en esta situación. Por eso hablé personalmente con el alcalde Dumbović, él sabe que estamos con los ciudadanos de Petrinja, habrá más apoyo" - agregó. 

"También agradezco a todos los ciudadanos que donaron dinero para ayudar a los ciudadanos afectados. El gobierno se enfrenta actualmente a dos crisis, covid-19 y terremotos, hoy decidimos declarar una catástrofe en la provincia de Sisak y Moslavina, en partes de Zagreb y en Karlovac, pero también formaremos una Comisión encabezada por Tomo Medved. También participarán representantes de todos los departamentos. Milošević y Horvat serán los titulares suplentes" - dijo Plenković y concluyó: "Demostraremos que tenemos la fuerza para enfrentar las consecuencias de esta crisis y abrir la perspectiva para la normalización de la vida y la reconstrucción". 

Un total de 19 unidades del gobierno local fueron afectadas en el terremoto, dijo el gobernador Ivo Žinić.

"Se reportaron 14.175 inmuebles dañados. Se revisaron 4.194 construcciones. Tenemos 825 pequeñas empresas, 700 granjas agrícolas, 11 escuelas, casi todas las iglesias están dañadas. El sistema, principalmente el estado, funciona al máximo, pero también los sectores económicos y los particulares. El sistema de protección civil sigue trabajando" - dijo Žinić.

"Habrá que buscar un modelo y criterios claros sobre a quienes se les otorgaran las viviendas móviles. Petrinja y Glina están destruidos, ninguna institución está funcionando. Los servicios de emergencia están funcionando. Además de los problemas de las viviendas móviles, también alguien debe cocinar para los voluntarios, esto deberá organizarse. Necesitamos controlar las donaciones de materiales de construcción. Actualmente corremos peligro en Petrinja y Glina, porque hay construcciones que siguen derrumbándose. La Catedral de Sisak, la torre está dañada y debe ser removida con una grúa porque hay riesgo de derrumbe. La situación está bajo control, pero nada es normal" - dijo Žinić.

El gobernador Kožić informó luego sobre la situación en la provincia de Zagreb. Dijo que la situación no era tan compleja como en Sisak y Moslavina, pero más de 1.000 edificios resultaron dañados.

"Hubo daños en cuatro ciudades y tres municipios, se destruyeron edificios residenciales y comerciales, así como edificios sacros, algunos de los cuales deberán reconstruirse. En Zaprešić, 81 familias fueron desalojadas debido al mal estado de edificios residenciales, algunas fueron ubicadas con la familia y otras en un hotel cercano. En todo esto hubo una gran respuesta por parte de los servicios, no hubo duda sobre ayuda en ningún momento. Aún no tenemos una evaluación de los daños, la tendremos cuando obtengamos los informes de los ingenieros civiles. No hay familia que no haya sido alojada en un lugar alternativo" - dijo Kožić.

La situación es mejor en la provincia de Karlovac. Hasta el momento, se han registrado cerca de 300 edificios dañados, de los cuales 150 en los municipios circundantes. Será necesario demoler por completo un pequeño número de edificios.