Premier Plenković. (Foto: Patrik Macek/PIXSELL) Premier Plenković. (Foto: Patrik Macek/PIXSELL)

Después de una intensa semana, el Parlamento croata, con 110 votos a favor, 30 en contra y dos abstenciones, aprobó el Convenio del Consejo de Europa sobre la prevención y lucha contra la violencia contra las mujeres y la violencia doméstica, también conocido como Convención de Estambul. Parte de los que rechazaron la convención son miembros del partido gobernante, el HDZ, quienes se opusieron a la propuesta de su mismo gobierno.

 El intenso debate se produjo en relación a la ideología de género y el voto a conciencia, prohibido en este caso en el partido mayoritario, y a pesar del cual catorce diputados decidieron aplicarlo para votar en contra de la convención, dos no votaron y uno de abstuvo, mientras que otros partidos, como el Most, lo permitieron. 

A causa de la aprobación de la Convención de Estambul, Hrvoje Zekanović, diputado de Hrast, se retiró de la coalición gobernante, como lo había prometido.