Presidenta Kolinda Grabar-Kitarović en Sisak (Foto: HRT) Presidenta Kolinda Grabar-Kitarović en Sisak (Foto: HRT)

La presidenta de la República,Kolinda Grabar Kitarović, después de haber publicado un comunicado sobre la filtración de informaciones y sobre el escándalo de los correos electrónicos, explicó que su reacción anterior fue áspera porque no tiene en mente el derrumbe del Gobierno y del premier Andrej Plenković

"Lo que leo en los medios es algo sobre la filtración de informaciones, que no fueron confirmadas por las instituciones estatales relevantes, continuaré conversando con ellas. En relación con la gente de mi gabinete ya lo sabrán a su tiempo. Mi comunicado de la semana pasada fue áspero porque considero que las acusaciones sobre el derrumbe del Gobierno son muy serias. Eso no se me ocurre de ninguna manera, no he participado en ello ni pretendo hacerlo y especialmente no me dedico a actividades de parainteligencia. Ese no es mi estilo ni forma de trabajo“.

Agregó que el Consejo de Seguridad Nacional debería reunirse antes de fin de año.

La presidenta transfirió su oficina de forma temporal a la ciudad de Sisak y el condado de Sisak y Moslavina.

En el marco de su estancia en dicha localidad visitó las ciudades de Popovača y Kutina, donde visitó Petrokemija.

La presidenta tiene previsto también visitar Novska, los municipios de Lipovljani, Jasenovac, Hrvatska Dubica y Osekovo. Terminará su visita en Baćina en el municipio de Dubica.

Allí rendirá homenaje a las víctimas de la Guerra de la Patria y hablará con los familiares de los defensores fallecidos.

Fuente: HRT