Presidente del Gobierno, Andrej Plenković (Foto: HRT) Presidente del Gobierno, Andrej Plenković (Foto: HRT)

Cuando los periodistas le preguntaron si creía que la ola de despidos en Croacia era inevitable, el presidente del Gobierno, Andrej Plenković, respondió: "No lo creo. Si nos fijamos en la potencia más grande del mundo, los Estados Unidos, había 40 millones de personas allí en un momento con demandas en sus oficinas de empleo. En Croacia, durante todo este tiempo de crisis, durante el período de medidas restrictivas, un número muy pequeño de ciudadanos acudió al Servicio de Empleo. Casi podemos rastrearlas estadísticamente, se trata en su mayoría de personas que trabajan temporalmente. Y ciertamente no estarían entre los desempleados".

"Les recuerdo que durante el mandato de nuestro Gobierno, la tasa de desempleo cayó por debajo del 7 por ciento, que es la más baja de la historia. No solo hemos apoyado firmemente al sector privado, por lo que 550 mil personas han recibido un salario gracias al compromiso de este Gobierno, a través de sus empleadores. Para nosotros en primer lugar esta conservar los puestos de trabajo, y los hemos asegurado" - dijo.

También dijo que la epidemia está completamente bajo control y que para los trabajos en aquellos sectores que necesitarán ayuda, como el transporte, almacenamiento, la industria de la hospitalidad, catering, aquellas actividades que se ocupan de la organización de entretenimientos, eventos culturales y similares, continuarán teniendo la oportunidad de recibir apoyo del estado.

Así mismo comentó los tres grafitis anti-serbios que aparecieron en Zagreb en un período de tiempo muy corto. Cuando se le preguntó si lo veía como un incidente aislado o como algo que estaba organizado, condenó nuevamente los casos y dijo que le correspondía a la policía investigar.

"Todos los que lo hicieron tienen que responder. Ya sea que se trate de un acto orquestado tres semanas y media antes de las elecciones, también podríamos hablar de eso. No tengo pistas o evidencia de eso en este momento. Pero estimo que alguien lo hace por encargo de alguien. Esto no es algo que deba ser un impulso orgánico en Croacia en 2020. No veo por qué estos jóvenes harían cosas inadmisibles, imperdonables, punibles, innecesarias, feas. Es necesario determinar por qué lo hicieron estos jóvenes" – dijo Plenković y agregó que obviamente se trata de jóvenes que no tuvieron educación en su hogar.

Cuando se le preguntó qué quiere decir cuando afirma que la ley no es una condición previa para la reconstrucción de Zagreb después del terremoto, dijo: "Esto significa que cualquiera que haya asegurado su propiedad puede comenzar fácilmente a renovar su edificio. El punto es que hemos puesto la ley en debate público".

"Según la información que tuve ayer, cuando era el último día de asesoramiento, hay 201 comentarios. Inmediatamente llamé al Vicepresidente Štromar, y le encargué que comenzaran de inmediato un análisis exhaustivo de todos estos comentarios, para ver cuáles de estos comentarios se pueden incluir en el proyecto de ley, y luego la propuesta de ley se formará en coordinación con el Gobierno" – dijo el primer ministro.

Recordó que el daño del terremoto en Zagreb y sus alrededores fue de 11.5 mil millones de euros, 25 mil edificios fueron dañados. Un enfoque integral para la reconstrucción no puede hacerse de la noche a la mañana, dijo.

"Y no hay ninguna ley que tenga un pequeño súper saco, en el que habrá 11.500 millones de euros. No existe tal cosa. El tema de la reconstrucción rápida está siendo forzada por aquellos que hasta ahora no han pagado nada al fondo para la reconstrucción de la ciudad de Zagreb".

También comentó la declaración del Ministro de Salud, Vili Beroš, de que sería mejor para los niños estar en un hogar infantil que en hogares donde las condiciones son saludables pero son de parejas homosexuales.

Cuando se le preguntó si era una declaración homofóbica para él, respondió: "Creo que el proceso de desinstitucionalización siempre debe ser apoyado. Lo que hemos propuesto en la ley es la posición de la unión Democrática Croata, HDZ. Por lo tanto, no creo que el Ministro Beroš sea homofóbico de ninguna manera. Lo que dijo, puede no haberlo dicho de un modo apropiado, pero nosotros, como partido político, hemos expresado nuestra posición cuando propusimos la ley en el parlamento y como tal fue aprobada" – concluyó el primer ministro Andrej Plenković.