Control al Gobierno en el Parlamento (Foto: PIXSELL) Control al Gobierno en el Parlamento (Foto: PIXSELL)

El diputado del Partido Campesino Croata, Krešo Beljak, preguntó al premier Andrej Plenković si el consorcio Agrokor es propiedad croata o extranjera, a lo que el premier Plenković respondió:

"Los bancos rusos o los fondos estadounidenses, han llegado a los intereses económicos y no tenemos prejuicios, no hay ninguna teoría de la conspiración", respondió Plenkovic, añadiendo que eso es parte de la estructura de Agrokor vinculada a la legislación holandesa, que representa "solamente un plus, pero no menos". Beljak le dijo al primer ministro que no respondió la pregunta.

El premier Plenković, entre otras cosas, dijo que ayer tuvo la oportunidad de escuchar sólo el esquema básico del concepto de integración y que en los próximos tres meses el público sabrá los detalles del modelo que se representa parcialmente, incluyendo la estructura detallada de los propietarios.

"Usted sabe que los acreedores financieros han determinado la estructura de la propiedad de la empresa. Eso no es mi decisión, no es nuestra elección. Ellos están allí porque antes de la activación de la ley Agrokor dieron dinero al antiguo Consejo de Administración. Hoy en día se puede ver que una solución de esta naturaleza les satisface. Sabemos todo esto que se dice y hemos logrado la consecución de tres objetivos básicos. Lo que veo es que nada malo sucedió el año pasado, evitamos el colapso financiero de la compañía y ahora todo funciona de manera normal. Como si todo tuviera que ser así y que todo sucedio por si mismo y como si nadie hubiera pensado que ante situaciones extraordinarias tuviera que actuarse con medidas extraordinarias. Invertimos un gran riesgo político y y ahora, cuando entramos en una fase que todos los actores interesados están satisfechos, usted pregunta cuál es la estructura de propiedad ", respondió Plenković.

Las preguntas sobre Agrokor fueron respondidas también por la ministra Martina Dalić. Dijo que el principal acuerdo de liquidación alcanzado por los acreedores es un paso importante para devolver el sistema a una gestión normal. Sin embargo, el acuerdo principal debe transferirse a un documento legal que se presentará al tribunal y por el cual votarán los acreedores.

"Dado que las enormes deudas de 57 mil millones obviamente no podrán pagarse en efectivo, se pagará a los acreedores una parte de la deuda con parte de la propiedad que se establecerá a nivel de la nueva compañía y el resto de la deuda se cancelará". explicó Dalić.

Se ha reiterado que los proveedores pagarán 80 millones de euros en los próximos cuatro años. Se limitará la deuda y la forma en que los futuros propietarios de Agrokor se asegurarán de que exista una cooperación entre Agrokor y sus antiguos proveedores, es decir, la industria croata. El acuerdo también contiene una disposición sobre la retención de todos los contratos laborales, dijo, lo que significa que los empleos estarán asegurados y que todos los trabajos actuales se preservarían en el nuevo sistema.

Fuente: HRT