Ilustración (Foto: Dusko Jaramaz/PIXSELL) Ilustración (Foto: Dusko Jaramaz/PIXSELL)

Este viernes por mayoría de votos el Parlamento dio luz verde a las enmiendas a la Ley de Ciudadanía Croata, facilitando la obtención de la misma.

Las enmiendas aprobadas a la Ley de ciudadanía aumentan el límite de edad para el registro de ciudadanos croatas hasta los 21 años cuando nacen en el extranjero, si al menos uno de sus padres es ciudadano croata en el momento de su nacimiento. Se refiere a las personas nacidas después del 8 de octubre de 1991.

Además, la limitación generacional para la adquisición de la ciudadanía croata para los descendientes de croatas expatriados queda excluida, y se libera tanto a ellos como a sus cónyuges del examen de conocimiento del idioma croata y la escritura latina, la cultura croata y la organización social del país.

También se permite la adquisición de la ciudadanía croata por nacimiento, para los menores de edad si uno de sus padres adquirió la ciudadanía croata como emigrante o descendiente de un emigrante croata o por pertenencia al pueblo croata.

Así mismo, con la aprobación de las enmiendas se simplifica la presentación de pruebas de los miembros del pueblo croata que no tienen pruebas personales de pertenencia al mismo y a cuyos padres se les ha determinado sin ninguna duda que pertenecen al pueblo croata.

La nueva Ley sobre Ciudadanía Croata que entra en vigencia el 1 de enero también permite el juramento solemne de las personas que obtienen la ciudadanía croata por naturalización.