Presidente Grabar Kitarović (Foto: Tomislav Miletic/PIXSELL) Presidente Grabar Kitarović (Foto: Tomislav Miletic/PIXSELL)

La presidente Kolinda Grabar Kitarović desmintió lo escrito en el Jerusalem Post que alude a que la presidente croata, durante la reunión con el presidente de Israel, habría dicho que Bosnia y Herzegovina se encuentra bajo el control de islamistas militantes relacionados con Irán y con organizaciones terroristas. 

"Yo no dije eso. Hablé con el presidente Reuven Rivlin en el contexto de lo que siempre hablo sobre BiH y nuestros países vecinos, que fue lo que dije también en la conferencia de prensa junto con Rivlin y con el presidente de Gobierno Netanyahu, y es que deseo ver a todos nuestros países vecinos como miembros de la UE lo antes posible", dijo la presidente croata a los periodistas que acompañan su visita oficial a Israel, y agregó que no habló con ningún periodista, no dio entrevistas ni declaraciones además de aquellas en las que estuvieron también presentes los periodistas croatas. 

Lo escrito en el Jerusalem Post generó fuertes reacciones en Sarajevo.

"Estas fuertes reacciones en las que incluso comparan a Croacia con el fachismo o con un estado fachista, las rechazo por completo. Ha llegado el momento de reflexionar un poco sobre las relaciones entre Croacia y BiH porque justamente por el contrario, en este último tiempo somos testigos de los pasos que sigue BiH respecto de Croacia, que son agresivos, desde la acusación por el trabajo ilegal de nuestros servicios secretos hasta las amenazas con demandas legales cuando se trata del Puente de Pelješac, etc. ".

Grabar Kitarović indicó que Croacia está preparada a ayudar a cualquiera de sus países vecinos, inclusive BiH, en el proceso de reforma y todo aquello que deban cumplir para pasar a ser miembros de la UE lo antes posible.