Líderes sindicales (Foto: Marko Lukunic / PIXSELL) Líderes sindicales (Foto: Marko Lukunic / PIXSELL)

Después de un examen minucioso de las firmas recopiladas, la iniciativa del referéndum "67 es demasiado" encontró que se recolectaron un total de 748, 624 firmas de ciudadanos válidas para el referéndum sobre los cambios en las condiciones de jubilación. Es el doble del número de las firmas requeridas por la Constitución y la Ley de Referéndum. Las firmas se enviarán oficialmente al Parlamento croata el jueves antes del mediodia.

El presidente de los Sindicatos Croatas Independientes, Krešimir Sever, anunció que el jueves a las 11.30 horas los sindicatos presentarán al Parlamento croata las firmas de la iniciativa de referéndum para cambiar las condiciones de jubilación.

Sever confirmó que el jueves el comité organizador de la iniciativa sindical "67 es demasiado" y los presidentes de la sede sindical se reunirán con el presidente Gordan Jandroković, y luego entregarán las más de 700,000 firmas recogidas al Parlamento croata.

"Esperamos que el Parlamento solicite la verificación de firmas, pero no nos sorprenderá por el hecho de que eliminamos las firmas donde notamos deficiencias", dijo Sever.

Los sindicalistas dicen que no negociarán con el Gobierno ni con la mayoría parlamentaria sobre la iniciativa para volver a la edad de jubilación completa de los 67 a los 65 años, sino que debe celebrarse el referéndum.

"Simplemente no podemos negociar con el gobierno, el tiempo para las negociaciones ha terminado. En la práctica, tenemos el doble de firmas necesarias para un referéndum, y las personas han dicho que quieren que se organice un referéndum, por lo que no tenemos ningún derecho ni espacio para otra posibilidad", dijo Sever.

Con respecto al posible envío de la pregunta del referendum al Tribunal Constitucional para revisar su constitucionalidad, Sever considera que esto es un asunto de sabiduría política.

En este momento sería prudente simplemente aceptar la iniciativa y convocar un referéndum, dadas las expectativas del público, y si la pregunta del referéndum aún se envía a la revisión de la constitucionalidad, espero que el Tribunal Constitucional sea lo suficientemente razonable y sepa reconocer sus capacidades“, dijo Sever.

Por su parte el sindicalista Mladen Novosel espera que el Parlamento no demore el procedimiento,

"Tengan la seguridad de que nosotros no nos quedaremos cruzados de brazos, contemplando que le den largas al asunto. Existen derechos democráticos en este país y como reacción a tales derechos, estoy seguro que los ciudadanos, no solo los que nos dieron sus firmas, sino todos los demás, nos apoyarán en otras actividades si hay un alargamiento del proceso o si se da un abuso de poder en un determinado momento“.

A su vez Branko Bačić, miembro de la Comisión Parlamentaria sobre la Constitución, predice que el Parlamento primero solicitará al Gobierno que verifique la lista de electores.

„Tenemos dos posibilidades: o convocar un referendum inmediatamente o remitir una solicitud al Tribunal Constitucional para que evalúe la constitucionalidad de la pregunta del referendum. Creo que el Tribunal debería responder en un plazo de unos 30 dias y si el tribunal considera que la pregunta está de acuerdo con la Constitución, entonces le corresponde al Parlamento convocar el referendum“.

Fuente HRT