Firmas para el Referendum (Foto: Pixsell) Firmas para el Referendum (Foto: Pixsell)

La iniciativa sindical "67 es demasiado" recopiló casi el doble del número de firmas necesarias para convocar un referendum para cambiar las condiciones de jubilación, y el 12 de julio el Parlamento pidió al Gobierno que verificara ese número, la credibilidad de las firmas y la legalidad del procedimiento para recogerlas. Luego, el 24 de julio, el Gobierno encargó el asunto al Ministerio de Administración y la Oficina Central de Estadística.

"Las firmas verificadas de los votantes se estimaron en 708,713 comprobando el número y la autenticidad de una muestra de 49,952 votantes, determinada por la Oficina Central de Estadística, de un total de 745,486 firmas de votantes contadas por el Ministerio de Administración, se estimó que 708,713 son firmas auténticas de electores“, informó Darko Nekić, asistente del Ministerio de Administración.

"No tememos al referendum, es un derecho constitucional de los ciudadanos croatas y ahora se ha demostrado que hay suficientes firmas

 Dijo por su parte el ministro del Trabajo Josip Aladrović.

El Parlamento ahora tiene que decidir si convoca un referéndum o pide al Tribunal Constitucional que evalúe la constitucionalidad de la pregunta del referéndum.

Nekić también informó que, dado que las listas de firmas no indicaban los lugares para recolectar firmas, no se pudo determinar si las firmas se recolectaron de acuerdo con la disposición, como él dijo, del Artículo 8c de la Ley de Referéndum y otras formas de participación personal por parte de las  autoridades estatales y gobiernos autónomos locales y regionales.

De acuerdo con esta disposición, la declaración de los votantes sobre la necesidad de solicitar un referéndum se puede celebrar en cualquier lugar adecuado de acuerdo con la decisión del órgano representativo del gobierno local (ciudad o municipio), y el comité organizador está obligado a informar los puestos de recolección a la policía cinco días antes del inicio de la declaración.

 Si el Tribunal Constitucional busca opiniones de expertos y toma dos meses, y si la pregunta está de acuerdo con la Constitución y el Gobierno no cumple con la solicitud del sindicato, podríamos acudir al referéndum dentro de tres meses como máximo.

 El presidente de los sindicatos independientes croatas Krešimir Sever se refirió a la posibilidad de que el Tribunal Constitucional verifique la pregunta del referendum y la declare inconstitucional.

"En tal caso será una decisión política y pedirá de nosotros un tipo y un tiempo de respuesta que nos sea favorable, tal como fue en la recopilación de firmas. Alguien sabio no tropezará dos veces con la misma piedra“, dijo el líder sindical.