Parlamento croata (Foto: Patrik Macek/PIXSELL) Parlamento croata (Foto: Patrik Macek/PIXSELL)

El Parlamento croata envió a segunda lectura el proyecto de ley del Gobierno sobre la reconstrucción de Zagreb y sus alrededores debido al terremoto que azotó la ciudad el 22 de marzo.

Todos los comentarios y sugerencias se enviarán al proponente para tenerlos en cuenta al redactar el texto final de la ley. En la primera lectura, recibió el apoyo de 105 diputados, 28 se abstuvieron y uno en contra.

El texto final de la ley, que despierta un gran interés público, debe presentarse a los diputados a principios de septiembre, cuando se espera su aprobación. En un fuerte terremoto que golpeó Zagreb y sus alrededores, una persona murió y 25 000 edificios resultaron dañados. El daño se estima en 86 mil millones de kunas y, según todas las estimaciones, la reconstrucción llevará años.

La restauración y reconstrucción de los edificios se financiaría con el presupuesto del Estado, de la ciudad de Zagreb, de las provincias, de las ciudades y de los municipios, con dinero del propietario o copropietario y de otras fuentes. La cofinanciación de la renovación de los edificios privados está prevista en una proporción del 60% por parte del Estado, el 20% de las unidades locales de autogobierno y el 20% de los propietarios o copropietarios.

Asimismo, el informe sobre las actividades y resultados de la Presidencia croata del Consejo de la UE y el informe del primer ministro sobre la reunión extraordinaria del Consejo Europeo celebrada del 17 al 21 de julio fueron aceptados por mayoría de votos: 76 diputados votaron por ambos informes, es decir, la mayoría parlamentaria reunida alrededor del HDZ.

Al hablar sobre dicha reunión, el primer ministro Andrej Plenković indicó que Croacia había obtenido un paquete grande y significativo de apoyo financiero tanto del Marco Financiero Plurianual como del Plan Europeo de Recuperación o del Instrumento llamado Nueva Generación de la Unión Europea. Al presentar el Informe de esa reunión extraordinaria al Parlamento, el primer ministro Plenković enfatizó que debe colocarse en el contexto de un proceso que dura varios años, las negociaciones que comenzaron en mayo de 2018 y en el contexto de los esfuerzos de los estados miembros de la Unión Europea para encontrar una respuesta firme a la crisis de covid-19. Son alrededor de un billón 824 mil millones de euros, y de esa cantidad, Croacia obtendrá más de 22 mil millones de euros, es decir, 165 mil millones de kunas, en los próximos cuatro o siete años, señaló el primer ministro.

Además, el Parlamento aprobó tres acuerdos de préstamo con instituciones financieras internacionales por un valor total de unos 660 millones de euros. Están diseñados para abordar la crisis causada por la pandemia de covid-19, reconstruir Zagreb después del terremoto y fortalecer la salud pública.

En otras palabas, el Parlamento aprobó leyes sobre la confirmación de dos acuerdos de préstamo con el Banco Internacional de Reconstrucción y Desarrollo (Banco Mundial) y el Marco del Acuerdo con el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa. El acuerdo de préstamo para la respuesta a la crisis y el apoyo de recuperación está valorado en 276 millones de euros, y el del proyecto de reconstrucción posterior al terremoto y el fortalecimiento de la salud pública es de 184 millones de euros.

Y finalmente, el Parlamento ha aprobado la participación de hasta 35 miembros de las Fuerzas Armadas croatas en la operación de apoyo a la paz “Sea Guardian” en el Mediterráneo. La operación, que durará unos 20 días, será realizada por un barco de la Armada croata a principios de septiembre.

Los fondos para la operación -1,2 millones de kunas- se asegurarán a través del presupuesto estatal, y el presidente de la República dio su consentimiento previo. La Operación "Sea Guardian" es una operación liderada por la OTAN que comenzó en 2016, en la que Croacia ha participado dos veces hasta ahora. 129 diputados votaron a favor de la decisión, cuatro se abstuvieron.

Los diputados regresarán al hemiciclo en otoño antes del 15 de septiembre, cuando comienza oficialmente su temporada de trabajo regular.

(Fuente: HRT)