Comisión parlamentaria (Foto:  Patrik Macek / PIXSELL) Comisión parlamentaria (Foto: Patrik Macek / PIXSELL)

La Comisión Parlamentaria sobre la Constitución, el Reglamento y el Sistema Político eliminó de la agenda el debate sobre la jurisdicción para la posible decisión sobre la exención de Nataša Novaković, presidente de la Comisión para la Decisión sobre Conflicto de Intereses en el caso del Primer Ministro  Andrej Plenković, sobre si el primer ministro violó el principio de cargo público durante la llamada Ley Agrokor.

La mayor parte del comité aceptó la apelación de Marija Jelkovac de HDZ, y la oposición luego abandonó la sesión. Marija Jelkovac, miembro de la comisión, del Partido HDZ, solicitó que este punto se eliminara de la agenda, alegando que no estaba dentro de las competencias del Comité de la Constitución.

El SDP lo evaluó como un intento de retrasar los procedimientos ante la Comisión y obstruir el trabajo de ese organismo.

 “HDZ y sus satélites del HNS y SDSS, defienden con esto el conflicto de intereses, de la corrupción y contra los intereses de todos los ciudadanos croatas” dijo Peđa Grbin.

 “Si desean bloquear el trabajo de la Comisión para Decidir sobre el Conflicto de Intereses, nosotros no los apoyaremos y si desean proponer una ley para erradicar el conflicto de intereses, con la que se despoje de atribuciones a la comisión y se le extinga, entonces lo que hizo Most en relación con la Ley sobre el Financiamiento a los Partidos Políticos, será solo una pequeña práctica en comparación con lo que se espera en este caso, para lo cual no0 se necesitaría una noche sino mil”, afirmó  Arsen Bauk.

 Milorad Batinić del HNS, de la coalición gubernamental, lo calificó como un juego político de la oposición.

 “Este fue un juego político por parte del SDP, pues ellos quisieron intencionalmente mezclar a la política en el trabajo de la Comisión”.

  “Si un órgano político decidiera sobre la exención de un miembro o de la presidenta de la Comisión para Decidir sobre el Conflicto de Intereses, entonces podríamos decirle adiós a la autonomía de la comisión. Si los señores del SDP no lo comprenden entonces cada vez caminaremos por las espinas, tal como sucedió en esta ocasión”, indicó Branko Bačić de HDZ

 Recordamos que el representante del SDP, Peđa Grbin, declaró el jueves que HDZ, en contravención de las Reglas de Procedimiento, estaba retrasando la decisión sobre la exención de la presidenta de la Comisión para la Decisión sobre Conflicto de Intereses, Nataša Novaković, en el caso de Andrej Plenković, para acordar o presionar a la Corte Constitucional para declarar a Plenković libre de culpa.

El Comité de Resolución de Conflictos aún no ha decidido si el Primer Ministro Andrej Plenković estaba en conflicto de intereses en sus actividades cuando se elaboró la Ley Agrokor, ya que el Primer Ministro presentó una solicitud para la exención de Novaković. Ella, como se indica en esa solicitud, estaba empleada en la Asociación Croata de empresarios, que está vinculado con Agrokor, por lo que debe retirar su participación en todos los segmentos relacionados con la conducta del Gobierno en relación con Agrokor, incluida la adopción de una decisión en el caso contra Plenković.

Cuando se le pidió que comentara sobre lo que el Tribunal Administrativo dijo que el órgano responsable de la supervisión de la Comisión debía resolver un conflicto de intereses, Bačić respondió que el Tribunal Administrativo no había dicho que el Parlamento fuera competente.

"Existe un organismo estatal que establece la jurisdicción, pero en cualquier caso, la política no puede decidir sobre un solo caso legal porque el poder de la mayoría gobernante en cada órgano parlamentario podría ser, el de la mayoría gobernante en cualquier momento y lugar, en contra de los argumentos legales, decidiendo por la fuerza sobre el informe. Eso sería extremadamente incorrecto", señaló Bačić.

Al ser preguntado sobre quién tiene la jurisdicción, Bačić dijo "Que se determine allí donde se debe. Nosotros, como comisión parlamentaria de la Constitución, ciertamente no lo somos".

Fuente HRT