Ilustración (Foto: Dusko Jaramaz/PIXSELL) Ilustración (Foto: Dusko Jaramaz/PIXSELL)

Este martes la huelga rotativa en las escuelas primarias y secundarias afectó a las provincias de Krapina y Zagorje, Međimurje y a la provincia de Varaždin.

"Sí, es difícil para todos nosotros, pero creo que hemos llegado al momento en que realmente no debemos rendirnos, donde debemos unificarnos aún más, con nuestras cabezas juntas como dicen, y estar determinados en nuestras demandas y que se demuestre verdaderamente que la educación es importante en nuestro país" – declaró Karmen Prugovečki, maestra de la Escuela Primaria Mače.

Los sindicatos acusaron severamente al ministro de Trabajo, Josip Aladrović, de engañar al público al decir que las negociaciones continúan.

El representante sindical Branimir Mihalinec dijo que el ministro mintió la semana pasada y que no ha habido una nueva oferta del gobierno desde la semana pasada.

"Hoy a las 12 de la noche y unos minutos, no llegó ninguna propuesta del gobierno croata para una reunión con los sindicatos que están en huelga por 23 días" – dijo Mihalinec.

La representante sindical Sanja Šprem agregó:"Esta saga de desgaste, esta saga de un juego de nervios, debe llegar a su fin. Esperamos que el gobierno croata cumpla con su obligación con 68 mil personas empleadas en el sistema educativo y brinde una oferta concreta".

La participación en la huelga de maestros este martes permaneció alta y fue del 97% en las escuelas primarias. Las universidades también estuvieron en huelga. La huelga continuará mañana con la cancelación de las clases en las provincias de Zagreb, Sisak y Moslavina y Požega y Eslavonia.