Conferencia en la Unión de Sindicatos de Croacia (Foto:Matija Habljak/PIXSELL) Conferencia en la Unión de Sindicatos de Croacia (Foto:Matija Habljak/PIXSELL)

Los sindicalistas este lunes mantuvieron una conferencia de prensa para informar que consideran que la cuarta ronda de la reforma tributaria no es buena, porque, como destacaron, las exenciones fiscales de 3.750 millones de kunas se desean utilizar para medidas que no aumentarán el crecimiento económico ni reducirán la emigración de trabajadores del país.

El presidente de la Alianza de Sindicatos Independientes Mladen Novosel, destacó: "Invitamos al Gobierno de la República de Croacia que haga mucho más, desde el aumento del sueldo mínimo y todos los demás sueldos en Croacia. Decir que un millón 700 mil asegurados en Croacia no pagan impuesto a los ingresos es una tragedia. Eso significa que tenemos un millón 700 mil ciudadanos pobres en Croacia. A nosotros nos gustaría que solo 200 o 300 mil no paguen impuestos, y que todos los demás lo hagan y seguramente los sueldos serán mayores".

Por su parte Matija Kroflin de la Matriz de Sindicatos de Croacia agregó: "Esos tres mil millones de kunas terminarán en los bolsillos de los comerciantes, de las personas del sector gastronómico y no tendrán ningún efecto en la reducción de los precios. Tampoco se sentirá el efecto de la disminución de los precios en el estándar de vida de los ciudadanos, no potenciará el consumo, no tendrá ningún efecto multiplicativo en el crecimiento del producto bruto interno".

Recordamos que la propuesta de la cuarta ronda de la reforma fiscal presentada por el gobierno prevé una reducción de la carga fiscal, e incluye una reducción del 1% en el IVA a partir del primero de enero próximo, y una reducción del IVA al 13 % en el sector gastronómico - una medida que debería estimular a la industria del turismo y mejorar los salarios de los trabajadores.