Transporte público (Foto:Luka Stanzl/PIXSELL) Transporte público (Foto:Luka Stanzl/PIXSELL)

Los sindicalistas este miércoles anunciaron que los autobuses llegarán ante el Ministerio de Transporte con demandas para que se regule mejor el mercado de las líneas de transporte público de pasajeros y solicitarán que los empleadores aumenten sus salarios.

Los sindicalistas destacaron que si los ignoraran, entonces llevarán a cabo una huelga general el 9 de septiembre, cuando comienzan las clases.

Presidente de la Asociación de Sindicatos de Conductores Stjepan Lisičak, anunció: "No tenemos más motivos para seguir esperando, cada vez somos menos conductores y no hay nuevos. Los sueldos son bajos, se van al exterior. Según nuestros conocimientos unas 2.400 personas renunciaron en un corto período".

Por su parte el Presidente de la Asociación de Transportistas de Líneas Públicas de Croacia Hrvoje Meštrović agregó: "La partida de los conductores se da en tan alto nivel que nosotros ya no podemos garantizar de que en un plazo de un mes o dos podremos seguir cubriendo las líneas de transporte. Ahora nos encontramos en el punto en el que la cantidad de conductores se reducirá tanto que tendremos que decidir qué pueblos en el país ya no contarán con transporte público, qué provincias no los tendrán y qué es lo que pasará".

Los sindicalistas esperan que se llegue a un acuerdo y que no se vean obligados a tomar medidas de fuerza.