Ilustración (Foto: Nikola Cutuk/PIXSELL) Ilustración (Foto: Nikola Cutuk/PIXSELL)

La Oficina Central de Estadísticas publicó un informe sobre la facturación del comercio minorista el martes y, según los datos ajustados al calendario, el consumo aumentó un 4,4 por ciento en términos reales en febrero en comparación con el mes anterior, y en comparación con febrero de 2020 aumento un 3,8 por ciento.

Este es el primer aumento en el consumo desde la crisis provocada por el coronavirus durante 11 meses seguidos sobre una base anual.

En febrero, el volumen de negocios de la venta minorista de alimentos, bebidas y productos de tabaco aumentó un 0,2 por ciento, mientras que el volumen de negocios del comercio de productos no alimentarios (excluido el comercio de combustibles para motores y lubricantes) cayó un 0,3 por ciento anual. 

"En febrero, el mayor crecimiento anual se registró en la categoría de comercio minorista a través de Internet o por correo, a una tasa del 22 por ciento. Por otro lado, la caída anual más fuerte se registró en la categoría de vehículos de motor, partes y accesorios para vehículos de motor, motocicletas y autopartes, a una tasa del 13,1 por ciento" - dijeron analistas de Raiffeisenbank Austria en una revisión del Informe del Instituto de Estadísticas.

Se espera que las ventas minoristas continúen aumentando en los próximos meses.

"Estas expectativas incluyen la mejora del cuadro epidemiológico, la continuación de medidas restrictivas 'leves', así como la aceleración de la dinámica de vacunación. Las tendencias minoristas serán particularmente sensibles en el segundo trimestre, porque ahí es cuando comienza la dependencia económica habitual del turismo" - dijeron los analistas de RBA, que esperan un crecimiento de consumo minorista del 4,5 por ciento este año.