Astillero Treći maj (Foto: Goran Kovacic/PIXSELL) Astillero Treći maj (Foto: Goran Kovacic/PIXSELL)

La Agencia Financiera Croata solicitó el inicio del proceso de bancarrota del astillero Treči maj debido al bloqueo ininterrumpido de 120 días de las cuentas bancarias del astillero, por un monto total de algo más de 72 millones de kunas. Según los datos de la Junta Sindical de Treći maj, el astillero está endeudado con proveedores y subcontratistas por alrededor de 150 millones de kunas, y de Uljanik exigen el pago del préstamo que le ha otorgado y los intereses relacionados por un total de 600 millones de kunas.

Esto es lo que, después de la audiencia de hoy, declaró el fideicomisario de bancarrota temporal Zdravko Čupković: "Estoy muy satisfecho y feliz de que hayamos recibido un nuevo plazo en el que se establecerá si están dadas las condiciones para iniciar el procedimiento de quiebra y esperamos que no se llegue a esa audiencia y que antes de eso se desbloquee Treći maj."

Por su parte el delegado del Sindicato Metalúrgico de Croacia en ese astillero Juraj Šoljić declararó: "Invito a los ministerios competentes de economía, de finanzas, a los inversores potenciales en el Grupo Uljanik que es propietario del astillero Treći maj a que hasta el 26 de febrero resuelvan definitivamente el futuro de este astillero de Rijeka. No podemos tolerar más esta agonía y en cuanto decidan que trabajemos, entonces les pido que terminemos esos barcos y que nos paguen los sueldos que nos adeudan. En caso contrario les pido que dicten la quiebra".

Aún no se dio a conocer los resultados de la convocatoria para potenciales inversores en el Grupo Uljanik, bajo el cual están el astillero de Rijeka Treći maj y el de Pula Uljanik que se encuentran en serios problemas financieros.