Crecimiento economico (foto: Pixabay) Crecimiento economico (foto: Pixabay)

La Comisión Europea publicó hoy sus pronósticos de verano provisionales que, a diferencia de la primavera y el otoño, solo contienen datos sobre el PIB y la inflación.

 En las previsiones económicas de primavera, las primeras previsiones económicas desde el estallido de la pandemia de coronavirus, publicadas el 6 de mayo, la Comisión estimó que el PIB de Croacia se reduciría un 9.1 por ciento este año y crecería un 7.5 por ciento el próximo año.

 La comisión señala que la economía cayó un 1.2 por ciento interanual en el primer trimestre de este año, y se espera un descenso aún mayor en el segundo trimestre.

 - Los indicadores disponibles de alta frecuencia y estado de ánimo sugieren que la actividad económica más baja pudo haberse alcanzado en abril, seguida de una fuerte recuperación en mayo y junio-, dijo la Comisión.

 La CE reitera su evaluación de que la economía croata entró en la crisis del coronavirus en una condición mucho mejor que en la crisis de 2008, pero que se mantendrá por debajo de los niveles anteriores a la crisis este año debido a una fuerte caída.

 Se espera que la demanda interna sea el principal impulsor de la disminución del PIB en el primer semestre del año y la recuperación posterior.

 La Comisión estima que el gasto privado se recuperará rápidamente con la apertura de la economía, ya que se han evitado los grandes despidos gracias a las medidas de apoyo salarial del gobierno.

 Los proyectos actuales y futuros financiados por Europa y varias medidas para apoyar la liquidez corporativa deberían facilitar la recuperación de las inversiones.

 Se espera que el gran sector turístico, que representa la mayoría de los servicios de exportación, siga deprimido este año, y el próximo solo se recuperará parcialmente de las interrupciones en los viajes internacionales.

 La recuperación de las exportaciones llevará más tiempo, entre otras cosas, dado el deterioro de las perspectivas mundiales y las incertidumbres que rodean el comercio mundial.

 La tasa de inflación aumentó ligeramente en el primer trimestre de este año debido al efecto de la reducción del IVA en los alimentos no procesados ​​en 2019.

 Desde entonces se ha vuelto negativo, principalmente debido a una caída significativa en los precios de la energía, que se espera que siga siendo el principal impulsor de la inflación en 2020 y 2021.

 También se espera que los precios de los alimentos contribuyan positivamente a la inflación, pero se espera que la inflación subyacente se mantenga estable en 2020 y 2021.

 El ministro de Finanzas  Zdravko Maric comentó las previsiones de la CE:

 -Existen determinadas suposiciones de que aunque tengamos una nueva oleada de coronavirus no tendremos un cierre completo como en la primera, pero precisamente laincertidumbre hace las cosas mas complicadas- dijo el ministro Maric.