Presidente del Gobierno, Andrej Plenković (Foto: Josip Regovic/PIXSELL) Presidente del Gobierno, Andrej Plenković (Foto: Josip Regovic/PIXSELL)

El presidente del Gobierno Andrej Plenković presentó el nuevo paquete de medidas económicas.

"Para nosotros, esta es la mayor crisis desde la Guerra de la Patria. La situación es objetivamente difícil y el mayor problema es la incertidumbre. La situación cambió nuestras vidas de la noche a la mañana. Todos estamos tratando de adaptarnos a una nueva realidad, algo que llamé una "nueva normalidad" hace unos días" - dijo Plenković.

"La economía es uno de los mayores desafíos que enfrentamos. Más de 65.000 compañías comenzaron a implementar nuestras primeras medidas. Las primeras estimaciones de la magnitud de esta crisis a nivel mundial son mayores que las de 2008. Esta crisis se compara con la de la Gran Depresión de fines de los años 20 del siglo pasado. Decidimos proponer otro paquete de medidas" - señaló. 

"La medida que proponemos es que el subsidio que ya está en uso, para abril y mayo, se eleve a 4.000 kunas netos. Al mismo tiempo, el estado asumirá la carga de la contribución en esas 4 mil kunas. Esto es un total de 1.460 kunas por empleado. Esa medida, cuando se resumen abril y mayo, suma un total de 8.500 millones de kunas para preservar los empleos, siempre y cuando estos se mantengan" - dijo el primer ministro Plenković.

La segunda medida es para las empresas que tienen prohibido ejercer sus actividades o tienen impedimentos significativos. "Aquellos que hayan tenido una caída del 20 al 50 por ciento en los ingresos estarán exentos del impuesto a las ganancias, a los ingresos y de las contribuciones durante los próximos tres meses. Aquellos con una caída en los ingresos de más del 50 por ciento estarán exentos del pago total de todas las obligaciones fiscales. Las compañías que ganan más de 7,5 millones de kunas están exentas de obligaciones fiscales en proporción a la disminución"- agregó.

"El tercer elemento es el pago del IVA tras el cobro de las facturas emitidas. Esto no significa que las empresas no estarán exentas del IVA" - dijo Plenković, y agregó que el Gobierno decidió ser lo más económico posible en los próximos días. "Solo se llevarán a cabo los procedimientos de contratación pública que sean necesarios y se llevarán a cabo medidas de máxima austeridad".

Agregó que habrá propuestas para el sector agrícola, especialmente en torno a los licitadores públicos. "Al menos el 60 por ciento de los productos agrícolas deben adquirirse de los productores o de los procesadores croatas. Queremos preservar a los productores croatas. Al mismo tiempo, ayudaremos a las lecherías con medidas extraordinarias, compraremos todos sus excedentes de leche", dijo.

"También vamos a tomar las medidas para ayudar a los más afectados por esta crisis. Con la modificación de la ley, ayudaremos a los hoteleros y a las agencias turísticas a superar todas las dificultades más fácilmente. Estamos cambiando varias leyes que facilitarán la tarea"- remarcó Plenković.

"Además de todo lo que haremos, también estamos hablando con los miembros del pacto social, en primer lugar con los sindicatos. Tenemos que hablar sobre cómo avanzar hacia mayores ahorros en los derechos que ahora existen. Habrá dinero para las pensiones y los salarios de marzo, y sobre los pagos de abril veremos que a que acuerdo llegaremos teniendo en cuenta los desafíos", dijo Plenković.

"Si no hubiera un sector público, hoy no podríamos agradecer a las enfermeras y a los médicos que luchan por nuestras vidas. Debemos encontrar recursos. Como gobierno responsable, debemos seguir haciendo lo que hicimos hasta ahora: ser responsables con nuestros ciudadanos" - dijo.

El Primer Ministro dijo que todas estas medidas se aplican por un periodo de tres meses.

"Trataremos a marzo como una introducción a la crisis, los recortes reales ocurrirán en mayo", anunció Plenković. En cuanto al turismo, señala que se propondrán medidas más detalladas en la sesión del gobierno el jueves. "Iríamos a períodos de gracia de 180 días para darles a las compañías espacio para estabilizarse", explicó.

Del Gobierno informaron que del primer paquete de medidas, donde se incluía la medida de que el estado cubra el sueldo mínimo para que los empleadores no despidan a los trabajadores, esta fue bien recibida porque alrededor de 60.000 empresarios solicitaron un salario mínimo para 330.000 empleados.