Hvar (Foto: Igor Soban/PIXSELL) Hvar (Foto: Igor Soban/PIXSELL)

El ministro de turismo, Gari Cappelli, dijo que la presión sobre la infraestructura local está teniendo un efecto adverso no solo en el medio ambiente sino también en la población local.

Izidora Marković Vukadin, del Instituto de Turismo, está de acuerdo: "La población local en Dubrovnik ya no puede vivir en las condiciones actuales. Esto ya no es solo un problema de medio ambiente o de población, sino también un problema para la infraestructura. Una ciudad de dos mil habitantes la gente no está equipada para lidiar con una población de verano de doscientas mil o incluso cincuenta mil personas".

Se debe trabajar más para mejorar la calidad de la oferta turística del país, agregó el ministro, y disminuir el impacto negativo sobre el medio ambiente y las poblaciones locales.

Al mismo tiempo, el director de la Asociación Nacional de Turismo de Croacia, Kristijan Staničić, se encontraba en Phoenix, Arizona, para una reunión de los operadores turísticos más grandes de América del Norte.

Croacia sigue creciendo en popularidad en los Estados Unidos y se encuentra entre los cinco primeros de algunas listas de viajes. American Airlines también está planeando un vuelo directo entre Filadelfia y Dubrovnik para mantenerse al día con el aumento de la demanda.