Karina Vuković (Foto: afiche de la exposición) Karina Vuković (Foto: afiche de la exposición)

Durante su infancia la artista chilena de origen croata Karina Vuković vivió con su bisabuela que nació en una pequeña isla croata y emigró a Chile con su padre y su hermano, cuando era muy joven. Karina se inspiró con las historias que su bisabuela le contaba sobre su patria Croacia. De ahí viene su proyecto titulado “Dom - registros de la memoria del cuerpo”, que es un proyecto personal realizado el año 2017 entre Chile y Croacia

"La motivación de este proyecto fue la relación con mi bisabuela Katarina Šaronić, nacida aquí en Croacia. Ella llegó a Chile el año 1906, se radicó en Punta Arenas. Allí nacieron mi abuela paterna y mi padre. Yo me crié con ella. Y una vez que ella fallece llega a mí un vestuario que perteneció a ella, el cual yo guardo por 20 años y que decidí en un momento llevar a su lugar natal. Por ende el año 2017 busco su casa y llevo a cabo un rito de regresar a mi bisabuela a su tierra natal, después de pasar gran parte de su vida en Chile. ¿Por qué esto? Porque ella siempre me habló, me traspasó su nostalgia respecto de no haber podido volver a su casa, a su lugar. Y yo a través de este proyecto de alguna manera la hice volver" - dice la artista chilena Karina Vuković.

Y continúa

"Sentimiento que seguramente compartimos gran parte de la diáspora, nietos, hijos, bisnietos de inmigrantes croatas, que crecimos con la cultura, que crecimos escuchando la lengua y además lo más importante escuchando las historias de nuestros ancestros respecto de sus lugares. De hecho, justamente estas historias son las que a mí me motivan a volver a Croacia, a buscar la casa de mi bisabuela y a desarrollar este proyecto."

Karina Vuković (Foto: David Rey)

En cuanto al mensaje de la exposición, artista chilena Karina Vuković destaca:

"El mensaje de la exposición básicamente pretende sensibilizar a la población croata respecto de qué es lo que buscamos los descendientes de croatas al regresar a Croacia. Nosotros lo que queremos es reconectar con parte de nuestro origen. Lo que queremos entender de dónde también venimos. Porque la cultura croata, al menos en mi caso fue muy fuerte en mi formación, en mi crecimiento y el mensaje fundamental yo diría que es ese, es sensibilizar, es transmitir primero mi amor profundo por mi bisabuela, en este caso representado a través de este proyecto realizado en base a ella. Y este proyecto pretende genera también una reflexión respecto de este re-inmigrar, porque mi bisabuela emigró hace años atrás a la Patagonia chilena. Y lo que yo estoy haciendo es de alguna manera es salir de mi lugar natal que es la Patagonia, pero volver a uno de mis lugares de origen" – afirma la artista chilena.

Karina dice que a este acto yo le llamo la re-inmigración.

"Este proyecto también es una reflexión respecto a este re-inmigrar, qué pasa con nosotros que re-inmigramos, que nos encontramos con parte de nuestra historia y Dom es una manifestación de lo que a mí me pasó cuando yo volví. O sea, fue tan fuerte encontrar la casa de mi bisabuela, encontrar parte de mi familia, conocerla, saludarla, entender visualmente, espacialmente los relatos que mi bisabuela me traspasaba, que yo necesité plasmar esto en una obra. Y esa obra consistió en antes de enterrar su delantal, su vestuario que yo guardé durante 20 años, ponerme el delantal en su casa, adoptar las posturas del cuerpo con que yo la recuerdo a ella, por eso se llama Dom, que en croata significa hogar, registro de las memorias del cuerpo y realicé una especie de acto performático para tener un registro visual de ese momento, el momento en que yo, a través de ese vestuario, de este acto, yo traía de vuelta a mi bisabuela a su casa, a su hogar."

Katarina Šaronić (Foto: David Rey)

Respecto a la cultura croata en la vida de los descendientes de croatas, la artista Karina Vuković afirma:

"La cultura croata ha estado muy presente en mi vida y yo creo que en la vida de la mayoría de los familiares de los emigrantes croatas. Porque por ejemplo en mi curso del colegio, durante mi educación primaria, mis mejores amigas del colegio eran todas nietas de emigrantes croatas, de hecho mi mejor amiga del colegio hasta el día de hoy".

La comunidad croata en Punta Arenas se reúne en un club social.

"Existe en Punta Arenas un club croata, donde se reúnen familiares y desarrollan diferentes tipos de actividades. Ya sea desde encuentros de cocina croata, encuentros musicales, también está el coro y hay una participación activa en este club croata. Otro aspecto importante es el desarrollo de un comercio rescatando elementos de la cultura croata, como por ejemplo hay cafeterías, hay lugares donde se preparan tortas o pasteles, y ahí también ocurre un encuentro de la comunidad croata en torno a estos elementos."

Sobre el idioma croata en su casa, Karina Vuković expresa:

"Mi padre hablaba croata con su madre y con su abuela, de hecho era su lenguaje, así se comunicaban ellos y yo desde que nací escuché el croata. Lamentablemente nosotros no lo hablamos tanto. Y por eso que también vine a estudiar croata a la Facultad de Filosofía en la Universidad de Zagreb. Tomé el curso de croata para poder entender más profundamente también esa lengua que desde pequeña escuché."

Karina Vuković

Karina Vuković

05.17'

Concluye la artista chilena de origen croata Karina Vuković.