Premier Andrej Plenković (Foto: HRT) Premier Andrej Plenković (Foto: HRT)

Según la propuesta presentada por la Comisión Europea en mayo, dos tercios de los fondos de recuperación se distribuirían a los países a través de subvenciones, mientras que el resto se ofrecería como préstamos.

Las negociaciones llegaron a un punto muerto el viernes porque los Países Bajos insistieron en que los pagos del fondo de recuperación deberían decidirse por unanimidad.

"El problema es que algunos países necesitan apoyo a largo plazo para salir de esta crisis y esto tendrá que hacerse en base a planes a largo plazo. Mi punto es que solo estoy en apoyo de préstamos. Algunos países quieren que la mayor parte de los fondos se otorguen en forma de subvenciones. Por eso es aún más importante garantizar reformas adecuadas", dijo el primer ministro holandés, Mark Rutte.

El primer ministro Andrej Plenković, quien se unió a otros líderes de la UE en la primera cumbre en persona desde el comienzo de la pandemia, dijo que la posición holandesa era mala.

"La idea de 500 mil millones de euros en subvenciones y 250 mil millones de euros en préstamos era proporcionar una respuesta fuerte y rápida, de inmediato, para acelerar la recuperación económica. Si por alguna razón esto no ocurre, no dará los efectos deseados", dijo el primer ministro croata.

Dijo que esperaba una nueva propuesta del presidente del Consejo Europeo y un nuevo comienzo para las negociaciones.

"Creo que la mayoría de los estados miembros harán un esfuerzo para llegar a un acuerdo. No puedo decir con certeza si algunos países se mantendrán firmes en sus posiciones", dijo Plenković.