Cementerio Croata en Cochabamba (Foto: Sociedad Crata de Beneficencia de Cochabamba) Cementerio Croata en Cochabamba (Foto: Sociedad Crata de Beneficencia de Cochabamba)

Bolivia es uno de los pocos países del mundo que tiene dos cementerios croatas, donde descansan los restos mortales de los inmigrantes croatas que empezaron a llegar a Bolivia a principios del siglo XX. Un cementerio se encuentra en la ciudad de Oruro y el otro en la ciudad de Cochabamba. Ambos se caracterizan por su extraordinaria belleza.

Cementerio Croata en Oruro (Foto:Sociedad Croata de Socorros Mutuos de Oruro)

El cementerio croata de Oruro es considerado como una verdadera joya arquitectónica. Fue construido el año 1916 por inmigrantes croatas que eran hábiles para esculpir y trabajar la piedra. Tenían la habilidad y la técnica necesaria para labrar, ya que la gran mayoría de ellos provenían de la isla de Brač. La inmigración croata empezó a llegar a Bolivia a principios del siglo XX y al principio se asentó en la ciudad minera de Oruro.

Cementerio Croata en Oruro (Foto:Sociedad Croata de Socorros Mutuos de Oruro)

"El cementerio croata de la ciudad de Oruro tiene lápidas labradas en mármol, talladas de una belleza extraordinaria y exactitud respecto a las figuras que se tiene. Dice que es realmente conmovedor ver el minucioso y exquisito trabajo de escultura en piedra de esos monumentos funerarios hechos por los inmigrantes croatas. Hay también mausoleos labrados en piedra, que corresponden a diferentes familias de esa época. Las piedras obtenidas provienen de una cantera que queda a pocos kilómetros de la ciudad de Oruro. El Club de la Sociedad Croata de Socorros Mutuos de Oruro tiene la tarea de preservar el cementerio croata, que pertenece al patrimonio de la inmigración croata en Bolivia, para que perdure en el tiempo como recuerdo de los inmigrantes croatas" - destaca el dr. Gonzalo Nigoević, presidente de la Sociedad Croata de Socorros Mutuos de Oruro.

Cementerio Croata en Cochabamba (Foto: Sociedad Croata de Beneficencia de Cochabamba)

El cementerio croata de Cochabamba es muy hermoso y su mantenimiento está a cargo de la Sociedad Croata de Beneficencia de Cochabamba, cuyo presidente es el sr. Rubén Harasić.

"El año de 1936, concretamente el primero de diciembre, se procedió a la inauguración de las primeras instalaciones de nuestro cementerio, consistentes en la capilla y dos aleros laterales para poder recibir los primeros restos de entonces migrantes que habían fallecido en nuestra ciudad".

Cementerio Croata en Cochabamba (Foto: Sociedad Croata de Beneficencia de Cochabamba)

"El año de 1960, gracias a las gestiones que realizaron también nuestros migrantes, la Municipalidad de Cochabamba concedió en forma definitiva y de por vida la cesión de los terrenos a la Sociedad Yugoslava de ese entonces. El año de 1991, cuando se cambió el nombre por el de Sociedad Croata, también se procedió al cambio del nombre de Cementerio Yugoslavo por el de Cementerio Croata. El año 2016, por decisión de nuestro directorio, cada familia que tiene restos de algún familiar enterrado en nuestro cementerio, debe abonar la suma de 25 dólares por año y por nicho. Esto para poder seguir manteniendo nuestro cementerio en las mejores condiciones” - expresa el sr. Harašić.

Cementerio Croata en Cochabamba (Foto: Sociedad Croata de Beneficencia de Cochabamba)

Durante los últimos cinco años el cementerio croata de Cochabamba ha tenido una remodelación total.

"De tal manera que a la fecha tenemos un cementerio perfectamente bien construido, impecable, donde se muestran nuestros jardines totalmente remozados. También tenemos dos mausoleos que a la fecha se los sigue manteniendo, a pesar de que la decisión del directorio es que en realidad no deberían existir mausoleos dentro de nuestro cementerio, sino solamente nichos, que son nichos a perpetuidad. El mantenimiento de nuestro cementerio, desde el principio estuvo a cargo de la Sociedad Yugoslava, posteriormente la Sociedad Croata".

"El cementerio a la fecha tiene 350 nichos. El Cementerio Croata a la fecha muestra un aspecto impecable. Todos los aleros, como también los jardines y la capilla han sido totalmente remozados. Solamente ingresan al cementerio aquellos que realmente tienen el deseo y la devoción de poder acompañar espiritualmente a los restos de sus familiares".

Ruben Harašić

Ruben Harašić

04:13

"El primer sábado después de la Fiesta de Todos Santos nosotros siempre oficiamos una misa, recordando a los seres queridos que tenemos enterrados en nuestro cementerio. Nuestro cementerio está totalmente abierto a todas aquellas personas que tienen deudos y que desean visitar constantemente el mismo, llevando algunas flores para colocar en las tumbas de sus seres queridos" – concluye el sr. Rubén Harasić, presidente de la Sociedad Croata de Beneficencia de Cochabamba.