Maximiliano Jara (Foto: David Rey - Glas Hrvatske) Maximiliano Jara (Foto: David Rey - Glas Hrvatske)

El sr. Maximiliano Jara destaca en su conferencia el privilegio que tuvo Chile al haber sido elegido por los valientes dálmatas que dieron un gran aporte al desarrollo de su país.
“Es una conferencia que desde que llegué a Croacia pretendo hacer, con el mero objetivo de que la mayor cantidad de croatas posible, la mayor cantidad de instituciones croatas posible, en distintas partes de este país, conozca la historia de la emigración croata a Chile y que sepan que Chile es la segunda patria para los croatas, porque Chile recibió la mayor inmigración croata en el mundo, después de los Estados Unidos. Por lo tanto, nuestra misión como Embajada es de reforzar este episodio histórico, este privilegio que tuvo la nación chilena de acoger a miles y miles de croatas, que hoy en día constituyen cerca del medio millón de chilenos que son de origen croata, cuyos antepasados y cuyos descendientes realizaron un aporte invaluable a mi país en distintas áreas. Por lo tanto de ahí viene el título de la conferencia que es “Historia de la emigración croata a Chile – un aporte invaluable a la nación” – enfatiza el encargado de negocios de la Embajada de Chile en Croacia.

Una de las partes que aborda la conferencia es el capítulo respecto al viaje.

“Las causas las conocemos por qué los croatas eligieron a Chile y básicamente tuvo que ver con una migración de carácter económico, dadas las condiciones económicas que existían en el Imperio Austro-húngaro en esa época y en las regiones dálmatas particularmente, las cuales obligaron a gran parte de su población a emigrar, no solamente a Chile sino que también a otras partes del mundo. La realidad es bastante cruda, porque no es fácil dejar las apacibles islas dálmatas con un clima espectacular, con el mar más lindo del mundo, donde básicamente se te da todo bastante fácil, a irte a la ciudad más austral del mundo, como es Punta Arenas con un clima difícil, hostil, en un viaje de mes y medio, con buques atestados de gente, enfermedades, gente que moría en estos viajes transatlánticos eternos, gente que cambiaba de planes también” - dice el sr. Jara.

Croatas en Chile (Foto: screenshot)

Muchos de esos dálmatas que emigraban desde las islas, pretendían ir a la costa occidental de los Estados Unidos.

“Dado que el viaje era tan largo y en virtud también de que sabían y tenían contactos de que en Chile había posibilidades y dado el hecho que la ciudad chilena de Punta Arenas era una parada obligada para los buques que pretendían cruzar del Atlántico sur al Pacífico sur, muchos decidieron quedarse ahí. Y eso eran los motivos por qué Punta Arenas es la capital de la emigración croata en Chile. Muchos abandonaron el viaje, se quedaron en Punta Arenas, hicieron su vida en Punta Arenas y nunca más salieron de ahí y la mayoría nunca más volvió a Croacia tampoco.”

La primera ola de emigrantes croatas llegó a Chile a partir del año 1860. La gran ola posterior fue desde 1890 hasta la Primera Guerra Mundial, cuando los croatas se vieron atraídos básicamente por la minería.

“La minería del oro existente en Magallanes, que fue descubierta en la década de 1860, atrajo a los primeros croatas al sur de Chile y estos después llamaron obviamente a sus familias. Entonces podemos decir que la minería fue el principal punto de atracción en la segunda mitad del siglo XIX. Por lo tanto la minería del oro, que se agotó rápidamente en Magallanes y también la minería del salitre básicamente en el norte de Chile, lo cual explica el segundo epicentro de la inmigración croata en Chile, que es la ciudad de Antofagasta. Los croatas que fueron a Antofagasta, que de hecho llegaron antes que a Punta Arenas, fueron atraídos básicamente por la economía salitrera y también muchos que desistieron de continuar su viaje a California. Así que la minería sin duda fue el gran impulsor de la emigración croata a Chile en sus primeras oleadas” - expresa el diplomático chileno.

Los croatas se integraron rápidamente a la sociedad, dado que contrajeron matrimonios con ciudadanas chilenas, especialmente en Punta Arenas donde casi no había nada, era básicamente una colonia militar.

“Los croatas se hicieron cargo de una creciente urbanización e industrialización de la ciudad, con todo tipo de actividades que puede tener una ciudad. Como dice el título de la conferencia, es un aporte invaluable, porque los chilenos de origen croata existen en todas las áreas del quehacer nacional. De un país de 18 millones de habitantes, medio millón es de origen croata, por lo tanto lo vas a encontrar en cualquier parte, en todo quehacer, en los negocios, en la política, en las fuerzas armadas, en el deporte, en el arte y la cultura sobre todo, hay muchos. Por lo tanto, área del quehacer nacional que exista hay chilenos de origen croata que han hecho tremendo aporte. Yo diría que quizás uno de los más conocidos es el área de la ciencia y el área también de las artes y la cultura”, menciona Maximiliano Jara.

La migración croata a Chile, además de ser la segunda más grande en el mundo, es también la más antigua. Por lo tanto ya han pasado 4 o 5 generaciones.
“Dado que los croatas se asimilaron muy rápido a la nación chilena, por lo tanto fueron paulatinamente perdiendo contacto con sus raíces, formando parte de esta nueva nación. Y a pesar de su alto volumen, en cuanto a número, ellos sí reconocen obviamente que sus antepasados vinieron de un país llamado Croacia, conservan ciertas tradiciones, ciertas instituciones. Pero estamos hablando que no es una diáspora, que es una población 100 por ciento chilena. Existe conocimiento de la posición de Croacia como un epicentro turístico en el mundo, por lo tanto le da mayor visibilidad y le da también mayor cantidad de turistas chilenos, por ejemplo, que vienen muchos a buscar sus raíces y a conocer de dónde vienen sus antepasados.”

El principal vínculo entre Chile y Croacia es el histórico.

“El privilegio de haber sido una nación elegida por las fuerzas de la historia, elegida por estos valientes dálmatas que se atrevieron a cruzar el océano e ir a tierras indómitas y hostiles y establecerse y florecer allí, el enorme número de sus descendientes, le da a Chile y a Croacia una relación que es indisoluble, que es privilegiada. Un contacto que Croacia tiene con pocas naciones en el mundo a ese nivel tan grande, ese volumen histórico tan grande y permanente. Lo que para mí constituye el más valioso elemento de la relación entre Croacia y Chile, que es el aporte que hizo la migración croata al desarrollo de Chile.”

Maximiliano Jara

Maximiliano Jara

07:16

El sr. Maximiliano Jara, encargado de negocios de la Embajada de Chile en Croacia, concluye:
“Yo creo que lo más grande que tenemos, que tenemos que cuidar y que tenemos sobre todo que diseminar en el conocimiento, es justamente que se preserve esta relación histórica que tienen ambas naciones.”