Alex Tudor - presidente de CROCHAM (Foto: David Rey / La Voz de Croacia) Alex Tudor - presidente de CROCHAM (Foto: David Rey / La Voz de Croacia)

El año 2018 durante su visita a Chile la presidenta de la República de Croacia, sra. Kolinda Grabar Kitarović, otorgó condecoraciones a distintas instituciones croatas, entre ellas a la Cámara Chileno-croata de Comercio y Turismo, cuyo presidente es el sr. Alex Tudor.

“Se llama CROCHAM que es Cámara Chileno-croata de Comercio y Turismo, básicamente partimos en noviembre del 1994. En nuestro estatuto está la firma del presidente Franjo Tuđman, que en esa oportunidad visitó Chile.
Desde esa fecha hemos realizado muchas actividades, hemos participado en las cámaras binacionales de Sudamérica, hemos recibido múltiples delegaciones en el ámbito económico, como distintos presidentes de la Cámara de Comercio Croata, cámaras de comercio locales de Split, de Bosnia y Herzegovina, de Pula. Y siempre estamos presentes en todas las actividades de la colectividad, especialmente en Santiago y también en Sudamérica. Como estos famosos encuentros de la diáspora sudamericana que ya llevamos 4, vamos a tener el quinto próximamente en Buenos Aires” - destaca el sr. Tudor.

Logotipo del quinto Encuento de la Diáspora Croata Sudamericana (Foto: gentileza Croacia online)

La Cámara Chileno-croata de Comercio y Turismo empezó prácticamente con 24 socios.

“En 1995, a un año de la inauguración, realmente partió el trabajo. La verdad que no ha sido fácil. El primer empuje duró hasta fines de los 90 y de ahí como que decayó un poco y volvimos a retomar fuerzas con una generación más joven el 2012. La verdad que no es fácil porque el intercambio comercial entre Chile y Croacia es muy bajo. Entre importaciones y exportaciones de ambos países, lo que se llama el intercambio comercial, son 3 millones de dólares es bastante bajo.
Yo vi una estadística el 2016 de la Cámara de Comercio Croata y las exportaciones totales a Sudamérica eran un porcentaje muy bajo de lo que exporta Croacia al mundo. Pero se entiende, es normal que estando Croacia cerca de potencias en tamaño de población, pero también de poder de compra, como Alemania o Ucrania, mucho más cercano que Latino América sea más fácil que los empresarios croatas se focalicen en términos de recursos que tienen a países más cercanos” – remarca Alex Tudor.

Alex Tudor en Zagreb (Foto: David Rey)

En los últimos años se ha logrado fortalecer un poco el intercambio comercial entre Croacia y América Latina.

“La verdad es que hay ciertas cosas que siempre ayudan. Por ejemplo las reuniones de conferencia G2 nos juntan a muchos que venimos de Latinoamérica. Así generamos redes entre empresas croatas, cámaras de comercio sudamericanas, todo eso ayuda mucho. También la Oficina Estatal para los Croatas fuera de Croacia con sus encuentros genera ayuda de distinto tipo, con ciertas actividades que a veces son más de identidad cultural. Pero todo eso va generando redes que ayudan.
Ahora, directamente yo creo que se podría hacer más, teniendo por ejemplo un agregado comercial en Buenos Aires y otro en Santiago de Chile, donde hay embajadas de Croacia, creo ni en Brasilia lo hay.
Pero yo entiendo, he estado al otro lado de la mesa. Cuando uno está en lo ejecutivo, ya sea en un gobierno o en una empresa, sabe que tiene recursos limitados y tiene que tener una estrategia. Y quizás dentro de esa estrategia del gobierno puede que no estén los recursos para tener agregados comerciales en Sudamérica y ponen en otros destinos que son más importantes, que tienen más potencial para Croacia y eso se entiende” – afirma Alex Tudor.

Alex Tudor en la Conferencia G2 en Zagreb (Foto: David Rey)

El sr. Tudor trabajó en Croacia como representante del Grupo Lukšić.

“Yo viví 10 años en Croacia, la mayoría en Zagreb, también en Split y en Istria, fue maravilloso. Yo hijo de padre croata, mi madre nació en Chile, también de padres croatas, nosotros somos prácticamente de la isla de Hvar. Yo como niño vine muchas veces, cada 3 o 4 años, perdí el idioma, lo sabía de muy niño, después lo volví a aprender viviendo en Croacia 10 años. Pero me encontré con la historia, con la identidad, recorrí toda Croacia, lo que antes básicamente estaba más focalizado en venir a Dalmacia. Así que fue una experiencia en términos existenciales, humana, maravillosa, hice muchos amigos. El amor que desarrollé por Croacia viviendo acá, yo agradezco haber tenido esa oportunidad, porque realmente vivo con Croacia, con todo, la selección, la muerte de Oliver. Todo para mí es mucho sentimiento y me encanta sentirlo y eso he traspasado también a mis hijos que me ruegan cuándo vamos a ir a Croacia. Dicen que es el lugar más lindo del mundo y que nunca se me ocurra vender la casa que tenemos en Jelsa. Así que les he traspasado ese cariño y ese amor por Croacia”.

Alex Tudor

Alex Tudor

05:31

“Cuando yo llegué a Croacia, obviamente que sentía por Croacia, pero es incomparable después de vivir 10 años acá y compenetrarse mucho más de la historia, la identidad de tantas cosa, la vivencia, la gente que a uno le cuenta muchas cosas, sobre todo de la guerra, por supuesto que lo sigo manteniendo y mucho más fuerte que antes de venir a vivir a Croacia” - concluye Alex Tudor, presidente de la Cámara Chileno-croata de Comercio y Turismo.