Cien años de Varteks (Foto: Marko Prpic/PIXSELL) Cien años de Varteks (Foto: Marko Prpic/PIXSELL)

En Varaždin, una ciudad de tradiciones centenarias en el tejido y la producción de seda y, a partir de 1902, de la hilandería de algodón organizada, se creó en 1918 la Industria Textil Varaždin. En sus comienzos solo produjo hilos y telas y, a partir de 1926, también prendas de vestir. El camino hasta el comprador no era fácil ya que, en aquel entonces, los trajes se cosían en las sastrerías. 

"En los años treinta, en todas las ciudades grandes había negocios de la Industria Textil de Varaždin, llamados Tivar odijela (Trajes Tivar), abreviatura de la empresa y primera marca de moda. Todos los habitantes de Varaždin reconocen a Varteks como la -en aquel entonces- Tivar", explica Spomenka Težak, una de las autoras de la exposición.

Al comienzo, cada trabajador elaboraba una prenda de vestir en su totalidad. Sin embargo, la producción pronto comenzó a especializarse y se comienza con el sistema de trabajo en cadena. Se afirma también la promoción. Los productos se promocionan en los diarios. Para llegar hasta el comprador que vive en pequeñas ciudades y pueblos, la fábrica introdujo el comercio itinerante. 

"Desde 1934 hasta 1937, empiezan a promocionar las prendas de vestir para las familias. Es el comienzo. Los mejores modelos son aquellos de invierno. Los abrigos siguen la moda de París y Viena, son simples, prácticos, llevaderos, y las telas son de lana de excelente calidad. Eso fue lo que caracterizó a Varteks desde sus comienzos hasta la actualidad", destaca Ljerka Šimunić, otra de las autoras. 

Durante la Segunda Guerra Mundial la fábrica cosió uniformes militares y, después de la guerra, en un nuevo orden social, los antiguos propietarios recibieron una indemnización y la fábrica pasó a ser propiedad del estado. A fines de los años cincuenta, ya tenían 150 negocios en todo el país, y pronto comenzarían a colaborar con la popular modista y diseñadora de moda, Žuži Jelinek

Para posicionarse en el mercado, la fábrica -que ya llevaba el nombre de Varteks-, pone en movimiento una fuerte campaña de promoción. En 1967 firma un acuerdo con la empresa Neckermann para la venta a través de catálogo. Ese mismo año se inaugura una casa de moda en la plaza central de Zagreb. En los años sesenta comienza la fabricación de uniformes. La expansión dura toda una década. 

"En los años ochenta, Varteks contaba con 11500 empleados, lo que equivale a un cuarto del total de la población de la ciudad. Podríamos decir que influía de gran manera en el estándar de todos los ciudadanos de Varaždin y de la región norte de Croacia", agrega Težak. 

A fines de aquella época comenzaron los primeros grandes problemas. En los años noventa empezó la guerra. En la nueva Croacia, Varteks pone en marcha una serie de nuevas marcas de moda para mujeres, hombres y niños. Aunque hoy en día la fábrica cuenta con una cantidad significativamente menor de empleados, sigue trabajando con éxito y es una de las pocas industrias textiles que sobrevivió los desafíos del siglo XXI. 

Nota realizada por Ivana Perkovac e Ira Karlović