Andrej Plenkovic (foto: HRT) Andrej Plenkovic (foto: HRT)

Los primeros dos meses, enero y febrero fueron según lo planeado, y luego, en marzo, el coronavirus comenzó a extenderse en Europa.

Esto fue seguido por medidas para combatir la pandemia, la restricción del movimiento y viajar tanto dentro de los países como a través de las fronteras. Ya no era posible organizar reuniones físicas del Consejo, ya sea en Bruselas o en Luxemburgo, donde se celebrarían reuniones ministeriales en abril y junio, y también se cancelaron las reuniones informales programadas en Croacia.

Se planificaron un total de 161 eventos en Croacia, dos tercios de los cuales fueron en Zagreb. Hasta el 13 de marzo, siete eventos de alto nivel, dos eventos dentro de la dimensión parlamentaria de la presidencia y 21 eventos de trabajo y profesionales se llevaron a cabo en Croacia como parte de la Presidencia del Consejo de la UE.

La última reunión ministerial física se celebró el 13 de marzo en Bruselas. Fue una reunión de ministros del interior, a la que asistieron solo cuatro ministros, todos los demás permanecieron en sus países y fueron reemplazados por sus embajadores en Bruselas. La última cumbre física de los líderes de los Estados miembros se celebró los días 20 y 21 de febrero.

Tras el establecimiento de medidas de cierre en toda Europa, se celebraron más de 60 videoconferencias, incluidas seis reuniones virtuales a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno.

La imposibilidad de celebrar reuniones físicas también puso en tela de juicio el funcionamiento mismo del Consejo de la UE, un organismo compuesto por representantes de los Estados miembros.

 La presidencia croata se encontró en una situación nunca antes vista en la historia de la Unión Europea. El trabajo normal del Consejo, las instituciones clave sin las cuales no se pueden tomar decisiones y leyes, tuvieron que organizarse con urgencia para que la UE pudiera enfrentar los desafíos de la pandemia del coronavirus.

Las reuniones físicas fueron remplazadas por las videoconferencias, pero el problema es que estas videoconferencias son informales y no se pueden usar para tomar decisiones. Por lo tanto, se acordó cambiar las reglas de procedimiento del Consejo para que las decisiones se tomen por escrito. La mayoría del trabajo en la preparación de las decisiones fue realizada por el Comité de Representantes Permanentes (Coreper), que consiste en los embajadores de los estados miembros, encabezados por la embajadora croata Irena Andrassy y su diputado Goran Štefanić.

En las nuevas circunstancias, la presidencia croata tuvo que cambiar y ajustar su programa, que se había preparado durante mucho tiempo.

- Nos vimos empujados rápidamente a una situación de crisis no vista hasta ahora. Tuvimos que reconsiderar la mayoría de los planes y volver a priorizar la pandemia de Covid-19. Rápidamente tuvimos que cambiar el enfoque de los temas prioritarios de nuestra presidencia a la seguridad de los ciudadanos europeos, dijo el primer ministro croata, Andrej Plenković, en el último video cumbre donde presentó los resultados de la presidencia.

Esta es la forma en que el primer ministro Andrej Plenković evaluó la presidencia croata destacando que uno de los mayores logros de la presidencia croata fue desbloquear el proceso de adhesión Macedonia del Norte y Albania

A pesar de esos retos conseguimos realizar muchas cosas. Uno de los objetivos en los que nos concentramos fue el tema de la región del Occidente de los Balcanes. Trabajamos y posibilitamos un consenso al nivel del Consejo Europeo para que se abrieran las negociaciones de acceso para Macedonia del Norte y Albania- dijo el premier Andrej Plenković.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, felicitaron al primer ministro Andrej Plenković por su exitosa presidencia en la última cumbre de videos.

Inmediatamente después del estallido de la pandemia, la presidencia croata comenzó a trabajar para coordinar una respuesta conjunta a la crisis de coronavirus. El Mecanismo Integrado de Respuesta a Crisis de Políticas se estableció muy rápidamente.

Bajo la presidencia croata, el Consejo acordó en un tiempo récord las propuestas de la Comisión para mitigar los efectos de la crisis, como los programas de apoyo a tiempo parcial para preservar el empleo (SURE), una mayor flexibilidad en el uso de los fondos estructurales, lo que permite a los Estados miembros redirigir los recursos más fácilmente, que ya se les han asignado, donde actualmente son más necesarios. También se ha acordado un Instrumento de apoyo de emergencia, asistencia directa a los sistemas de salud de los Estados miembros de la UE en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

La activación de la disposición sobre exenciones del marco fiscal también se acordó muy rápidamente, lo que permitió a los Estados miembros una mayor flexibilidad en el uso del déficit presupuestario para ayudar a la salud y la economía.

Se llegó a un acuerdo para revisar el presupuesto de este año para que todos los fondos restantes estén disponibles para combatir la pandemia. La presidencia croata participó con otros estados miembros en la repatriación de unos 650.000 ciudadanos de la UE, que se encontraron en terceros países del mundo en medio de una pandemia.

Se estableció otro precedente durante la presidencia croata: por primera vez, un miembro abandonó la Unión. Se llegó a un acuerdo sobre la salida ordenada de Gran Bretaña de la UE y se acordaron directrices para negociaciones sobre relaciones futuras que aún están en curso.

En lugar de la cumbre planificada UE-Balcanes Occidentales en Zagreb, que se suponía que sería la reunión más grande durante la presidencia, se realizó una cumbre en video el 6 de mayo, en la que se adoptó la Declaración de Zagreb, reafirmando la perspectiva europea del vecindario del sureste de Croacia.

En junio también se celebró una video cumbre con seis países de la Asociación Oriental.

Se han llegado a numerosas conclusiones en varios consejos sectoriales. La posición del Consejo sobre el lanzamiento de una Conferencia sobre el Futuro de Europa se acordó la semana pasada. También se han acordado las recomendaciones del Consejo para la apertura de las fronteras exteriores de la Unión para los nacionales de terceros países, y la decisión sobre ellas se tomará por escrito el último o penúltimo día de la presidencia croata.

El último día de la presidencia marca los siete años completos de la membresía de Croacia en la UE. Alemania asume la presidencia el 1 de julio.