Ofrenda floral frente a la Casa de Gobierno (Foto: Patrik Macek/PIXSELL) Ofrenda floral frente a la Casa de Gobierno (Foto: Patrik Macek/PIXSELL)

Minutos antes del bombardeo, el presidente Franjo Tuđman se encontraba en negociaciones con el presidente de la presidencia de la Federación socialista de la Rep. de Yugoeslavia, Stjepan Mesić y con el premier yugoeslavo Anto Marković.
Dos aviones de guerra del Ejército Yugoeslavo, poco después de las 15 horas, lanzaron seis bombas, dos de las cuales cayeron sobre la sede de Gobierno, y el resto en las cercanías.

Quedaron dañados parte del techo, el frente del edificio y prácticamente todo el interior. El ataque se produjo en vistas al vencimiento de la moratoria de la Comunidad Europea sobre la decisión del Parlamento croata sobre la independencia de la República de Croacia, y durante los ataques generalizados del Ejército Yugoeslavo sobre Vukovar, Vinkovci, Osijek, Pakrac, Sisak, Karlovac, Gospić, Otočac, Zadar, Šibenik y Dubrovnik.

Con este motivo, el premier Andrej Plenković hizo una ofrenda floral frente a la placa recordatoria del edificio. Lo acompañaron los vicepresidentes de Gobierno, Damir Krstičević y Davor Božinović, y el ministro de los Defensores croatas, Tomo Medved.