Procesión Za Krizen en Hvar (foto: HRT) Procesión Za Krizen en Hvar (foto: HRT)

Es una procesión tradicional antes de Semana Santa que está incluida en la lista de patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO.

Solo se puede suponer que el motivo del retraso es un aumento de casos de infección de coronavirus.

Recordemos que la procesión provocó un escándalo en medio del confinamiento del año pasado. En ese momento se cerró todo el país, pero se realizó la procesión. Esto provocó el disgusto de muchas personas en el primer encierro porque ya llevaban semanas encerradas en sus casas en el momento en que la Jefatura de Protección Civil emitió el permiso para la procesión. Uno de los argumentos por los que se permitió la procesión fue que era una larga tradición que duró incluso durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la procesión, el director del Instituto de Salud Pública, Krunoslav Capak dijo que se siguieron todas las medidas a pesar de que las imágenes sugirieron lo contrario.

La procesión Za Križen, es decir, el permiso de la jefatura para realizar la misma el año pasado, fue una de las primeras decisiones de la jefatura, que provocó feroces críticas del público.

Sin embargo, las medidas de este año son mucho más laxas que el año pasado, por lo que no está claro exactamente por qué se canceló, si ya se insistió el año pasado en mantenerla para preservar la tradición.