consulta a los maestros (Foto:  Igor Kralj / PIXSELL) consulta a los maestros (Foto: Igor Kralj / PIXSELL)

En el trigésimo cuarto día de la huelga en las escuelas primarias y secundarias, los maestros continúan evaluando la oferta del Gobierno de aumentar sus salarios al 10.4 por ciento en un año y de discutir los coeficientes el próximo año.

  A juzgar por las publicaciones en las redes sociales, la mayoría de las escuelas dijeron que NO.

Los sindicatos de educación indicaron  que anunciarán los resultados de la consulta a los miembros sobre la oferta del Gobierno este viernes, y que la huelga continúa en las escuelas primarias y secundarias.

"Nosotros pedimos el aumento del coeficiente y esto no lo es. La gente debe decidir si eso es motivo suficiente para detener la huelga“, dijo el lider del Sindicato de Empleados de Escuela Secundaria Branimir Mihalinec.

 Por su parte la profesora Ivana Valjak Ilić comentó como se conduce el proceso de consulta en su escuela.

"Primero pareció que tenía sentido y posteriormente que no lo tenía, en mi escuela hoy es la consulta y le dije a la gente que lo reflexione bien, pues creo que debe ser tomada una decisión sin ninguna presión y que ahora será lo más difícil si nos decidimos por la huelga“, dijo la profesora.

 Por su parte el consejero gubernamental  especial para lascuestiones sociales Zvonko Kusić aclaró que es algo transitorio.

 "Se olvida que el Gobierno ofreció esto como algo transitorio mientras se corrigen los coeficientes“, dijo Kusić.

 Si los sindicatos de educación rechazan la oferta del Gobierno, otros sindicatos no pueden firmar el Acuerdo Colectivo Básico, dijo anoche el ministro de Finanzas, Zdravko Marić.

De los 11 sindicatos, siete apoyan  este Acuerdo colectivo básico. Los otros cuatro poseen más del 50 por ciento del poder de voto total.

"En otras palabras, independientemente del hecho de que nominalmente más sindicatos han optado por el Acuerdo Básico de Negociación Colectiva y el aumento de la base, tenemos una situación en la que no tenemos salida", dijo Marić.

La declaración del ministro de Finanzas, Zdravko Maric, de que los servicios públicos están amenazados de no tener una base más grande si los sindicatos de educación rechazan la oferta del gobierno, es una manipulación inaceptable de los hechos, dijo el jueves el  Sindicato Independiente de Ciencia y Educación Superior.

"Es incorrecto afirmar que los servicios públicos están amenazados con no obtener una base más alta, después de la declaración de ayer del ministro de Finanzas, Marić, de que sin los sindicatos, no se podría firmar un Anexo al Acuerdo Colectivo Básico en los servicios públicos que aumentaría la base salarial en 2020 por el principio 2 + 2 + 2 por ciento ", dijo el comunicado del sindicato.

"Es una manipulación inaceptable de los hechos en un momento crítico en el que las personas en el campo tienen que tomar una decisión importante", advierte el sindicato.

Establece que la razón es que los servicios estatales firmaron un Anexo a su Acuerdo Colectivo Básico que garantiza los mismos derechos.

"Eso, por el principio de los vasos comunicantes, también se aplicará a los  empleados del servicio público. El salario base de los funcionarios estatales crecerá en 2020, y por lo tanto, también el salario base de los empleados públicos  aumentará, porque el mismo trabajo con el mismo empleador (en este caso caso el Estado), no puede ser pagado de manera diferente ", afirma el sindicato.

Hizo hincapié en que en las negociaciones sobre el salario base de 2017, el entonces ministro de Trabajo comunicó amenazas similares porque los funcionarios públicos no querían firmar los cambios del contrato colectivo porque, como afirma, "todos nos engañaron en la implementación del Acuerdo sobre la Base Salarial de 2009 ".

"En aquel entonces, el gobierno abandonó esas ideas muy rápidamente de separar el salario base de los empleados estatales del de los empleados  públicos. Esta es una clara evidencia de que son malos estudiantes porque no han aprendido nada de ese caso anterior", indica el comunicado sindical firmada por el secretario general Vilim Ribić.

El ministro de Finanzas, Zdravko Marić, rechazó hoy decisivamente las acusaciones de  presionar a los sindicatos de la educación, diciendo que nadie en el servicio público recibiría un salario más alto si los sindicatos no aceptan la oferta del Gobierno.

 "No hay presión, solo presenté los hechos de la reunión en la que dije: si no tenemos una mayoría, el suplemento al contrato colectivo no se puede firmar. ¿Que pasará después de eso?, dije: ¡ya lo veremos!", respondió Marić a las críticas de la oposición,  especialmente los diputados del SDP, en el debate parlamentario sobre el paquete de nueve leyes fiscales, es decir la cuarta ronda de la reforma fiscal.

 "La declaración de ayer fue "en realidad" una presión sobre  los sindicatos de la educación", dijo el diputado del SDP Saša Đujić.

„Escuche mi declaración, no hay presiones“, dijo Marić.

 Gordan Maras le preguntó al ministro cuándo irán a la escuela los niños, que no han estado en la escuela durante 14 días debido a la huelga de maestros y lo acusó de presionar a los maestros.

 "Ayer extorsionó a los maestros, diciendo que no habrá su primera oferta de 2+2+2 para todos los empleados del sector público, si no aceptan su oferta“.

 Mientras que Joško Klisović  se pregunta cuándo el Gobierno estará realmente listo para discutir sobre el coeficiente.

  "Desde el principio, dijimos que debe tenerse en cuenta el beneficio de los maestros, los niños y  los padres y que deben regresar a las aulas cuanto antes", dijo Marić. Declaró que los coeficientes no son tema de discusión entre el sindicato y el Gobierno, pero que el Gobierno estará listo cuando se cumplan y discutan las condiciones.