Protesta en Zagreb Protesta en Zagreb

La protesta surgió tras el reciente caso de Zadar, en el que siete jóvenes están acusados de violar y chantajear a una menor de edad durante un año.

"El caso Zadar, que nos ha conmocionado a todos, revela la naturaleza estructural e institucional de la violencia contra la mujer; mientras que la crueldad de los perpetradores de violencia crece con su poder social, económico y político" – destacó Petra Karmelić de la Plataforma para los Derechos Reproductivos.

Por su parte Ivan Blažević de la Asociación "Solidaria" agregó: "Por favor, no intenten decirme que esto fue un hecho normal y cotidiano en el país en que vivimos, y cuya fragmentación seguimos presenciando. Por favor, no me digan que no hay nada que podamos hacer y que todo esto es en vano".

"Condeno firmemente la transferencia de la responsabilidad a los miembros de la sociedad civil, incluidos, los medios de comunicación, las ONG, las iniciativas civiles y la opinión pública. El hecho de que el público esté indignado por este caso, que fue la gota que colmó el vaso, no tiene nada que ver con la responsabilidad de los miembros de la sociedad civil" – remarcó Jelena Veljača de la Asociación "Salva me".

Protestas similares se llevaron a cabo en distintas ciudades de Croacia, como en Zadar, Split, Rijeka, Pula y Osijek.