Za Križen (Foto: Miroslav Lelas/PIXSELL) Za Križen (Foto: Miroslav Lelas/PIXSELL)

El Viernes Santo, los católicos deben practicar un ayuno estricto y abstinencia debido a la creencia de que el alma está más abierta a Dios con el ayuno corporal.

Todos los creyentes católicos entre las edades de 18 y 60 ayunan el Viernes Santo, y el ayuno es obligatorio para todos los católicos mayores de 14 años. La abstinencia significa no comer carne ese día, mientras que el ayuno significa que una persona come hasta la saciedad una vez al día y come algo dos veces más.

El Viernes Santo se suele comer pescado, especialmente en las zonas costeras, y en el norte de Croacia se suelen comer porotos, frutos secos, compotas, strudel de queso y masa con nueces y semillas de amapola. 

Agregamos que “Za Križen”, la procesión tradicional que pasa por seis lugares de la isla de Hvar cada año en la noche entre el Jueves Santo y el Viernes Santo, se ha adaptado a las circunstancias epidemiológicas de este año.

En lugar de miles de creyentes en la procesión, se permitió a 50 de ellos participar de la procesión en la que los creyentes siguen la cruz en una ruta de procesión de 22 km de largo, que dura aproximadamente 8 horas. La cruz, una vez un signo de desprecio y humillación, es hoy un símbolo de salvación, por eso es un honor especial ser el portador de la cruz.