Homenaje a la víctima de violencia familiar (Foto: Emica Elvedji/PIXSELL) Homenaje a la víctima de violencia familiar (Foto: Emica Elvedji/PIXSELL)

El caso de la niña de dos años y medio que murió como consecuencia de las heridas graves producidas por razones de violencia familiar, sacudió al país. Durante el día de ayer, muchos se acercaron a la puerta del hospital a dejar velas, flores y peluches, y se dejaron ver mensajes contra el maltrato y la violencia en el seno familiar.

Debido a la muerte de la niña, la calificación de delito de lesión se cambiará al delito de lesión corporal grave con resultado fatal. La pena para los padres podría ser de 3 a 15 años de prisión. Si la Fiscalía del Estado del Condado recibe información sobre posibles irregularidades en el sistema, es posible que la investigación se extienda a las instituciones de servicio social a cargo.  

"Lamentablemente ha sido un tristísimo epílogo de este caso que ha sacudido profundamente a toda Croacia, simbólicamente durante el día de ayer. Esperamos que nuestra pequeña paciente encuentre consuelo en la eternidad, donde estará más segura y más feliz que aquí", dijo el director del Hospital de Niños, Goran Roić, al comentar la muerte trágica de esta víctima de violencia doméstica.

Recordamos que la víctima fue trasladada a Zagreb desde el hospital de Nova Gradiška el miércoles pasado con una grave contusión cerebral, a causa de golpes por parte de sus padres, quienes se encuentran ahora en prisión preventiva. Los otros tres niños de la familia fueron ubicados en hogares de tránsito.

El director del Centro de Bienestar Social de Nova Gradiška fue despedido, pero le esperarían sanciones adicionales ya que la niña había sido devuelta a sus padres biológicos a pesar de los signos de violencia registrados anteriormente en el hogar familiar de la víctima.

La dra. Gordana Buljan Flander, directora de la Policlínica de Protección del Menor de la ciudad de Zagreb, en su cuenta de Facebook expresó: "Todos aquellos que nos dedicamos a la protección de los niños debemos tener el valor civil y la responsabilidad profesional de identificar y reaccionar de forma urgente, de lo contrario no deberíamos dedicarnos a este trabajo. Todos aquellos que ven y se hacen que no ven y no reaccionan, son testigos y por ello participan del crimen. Si solo observas, eres parte del maltrato".

A través del sistema Eurotransplant, los órganos de la niña fallecida en el Hospital de Niños de Zagreb han sido donados a pacientes en Hungría y Alemania.