Ilustración (Foto: Hrvoje Jelavic/PIXSELL) Ilustración (Foto: Hrvoje Jelavic/PIXSELL)

Las personas con ciudadanía de Bosnia y Herzegovina que también son ciudadanos de un estado miembro de la UE pueden continuar ingresando libremente a Croacia sin restricciones, independientemente de su procedencia.

Aunque el número de nuevos casos de coronavirus en los dos países vecinos aumenta exponencialmente, Croacia continúa permitiendo que algunos de sus ciudadanos ingresen a su territorio, una medida destinada a recuperar los ingresos perdidos durante la temporada turística de verano.

Según la Asociación Nacional de Turismo, unos 5.000 turistas de Serbia y unos 11.000 de Bosnia y Herzegovina se encuentran actualmente en Croacia. Esos números no incluyen a los turistas de fin de semana de Herzegovina que hacen excursiones de un día a la costa croata.

En este momento hay cerca de medio millón de turistas extranjeros en Croacia, principalmente de Alemania, Austria, Eslovenia, de República Checa, Hungría y Eslovaquia.

Hay alrededor de 92.000 eslovenos, por ejemplo, y los alemanes representan el 90 por ciento de la cantidad que había en el país el año pasado en esta época.