Protesta del sector Salud (FOTO: Marin Tironi/PIXSELL) Protesta del sector Salud (FOTO: Marin Tironi/PIXSELL)

Señalan que no se trata de dejar de trabajar o ir a la huelga, sino de una manifestación en la que los empleados utilizan su descanso diario para demostrarle al Gobierno que la atención médica se encuentra en una situación grave y que es necesario un aumento salarial y un acuerdo colectivo. La protesta "5 para las 12" fue declarada ilegal por el ministerio de Trabajo.

El ministro de Trabajo, Josip Aladrović, comentó lo siguiente: "Según las leyes del trabajo, no han cumplido con los requisitos para una huelga. Por ello, consideramos que no hay bases legales para dicha huelga. En líneas generales hacer una huelga podrían aquellos que en esos momentos no están en su centro de trabajo o que están en un descanso".

Por su parte, Anica Prašnjak, del Sindicato de Enfermeras y Técnicos de Croacia manifestó: "De acuerdo con las leyes de trabajo y de manifestaciones públicas, nosotros nos reuniremos cumpliendo con la ley y no debería haber ningún tipo de sanción. Si el estado de derecho funciona, y creo que sí funcionará, los expertos en leyes que ofrecieron dichas pautas tendrán que atenerse a ello; esta actitud es solo para amedrentar a los empleados, lo que puede generar un caos que no queremos".

En el Centro Clínico del Hospital de Zagreb, los miembros del comité sindical se reunieron con los trabajadores de salud; es el centro de atención médica croata más grande, que cuenta con 5500 médicos, enfermeras y técnicos, así como personal no sanitario.

El acto fue organizado por el Sindicato de Enfermeras y Técnicos de Croacia y el Sindicato Independiente de Salud. Al mismo tiempo, la manifestación se llevó a cabo en el Hospital de Split y en el Hospital General de Dubrovnik.

Los médicos le han dado al gobierno como plazo hasta el 15 de septiembre para derogar la decisión de representatividad para que puedan volver como negociadores igualitarios; de lo contrario, anuncian nuevas acciones.

Las negociaciones continúan el viernes. Los sindicatos no van a renunciar a sus demandas, incluso las han aumentado al 7 por ciento; ahora dependiendo de las condiciones de trabajo y el lugar de trabajo buscan un aumento en los suplementos salariales del 10 al 20 por ciento.