votación (Foto: Borna Filic/PIXSELL) votación (Foto: Borna Filic/PIXSELL)

La restricción es apropiada para lograr ese objetivo y, en opinión de la Comisión, es necesaria, según la respuesta de la Comisión Electoral del Estado (DIP) a la asociación civil Gong, una asociación que cuestionó la decisión de no permitir que los votantes infectados con coronavirus voten en las elecciones parlamentarias del 5 de julio.

“Cualquier otra medida más leve que intente lograr este objetivo pondría en peligro la salud de los ciudadanos y creemos que en este caso no podemos hablar de un ‘menor o mayor grado’ de daño a los ciudadanos”, comunicaron desde DIP a Gong, asociación que solicitó a DIP que respondiera si su decisión respeta los derechos fundamentales garantizados por la Constitución y la Convención para la Protección de los Derechos Humanos.

“Los derechos fundamentales garantizados por la Constitución y la Convención pueden ser limitados, pero estrictamente bajo las siguientes condiciones: la restricción debe ser explícita y claramente prescrita por la ley; debe cumplir un propósito legítimo; ser apropiado y necesario para lograr este objetivo y no debería haber otra medida más leve que logre este objetivo, pero con un menor grado de daño a los ciudadanos”, argumentó la asociación Gong.

DIP respondió que los votantes diagnosticados con COVID-19 no podrían votar porque se les había determinado aislamiento (Artículo 21 de la Ley de Protección de la Población contra Enfermedades Infecciosas), que incluía una prohibición de contacto con todas las demás personas, incluyendo así a los miembros de la mesa de votación. Por lo tanto, la restricción está prescrita por la ley, declaró la Comisión, "defendiendo" su posición de que a los miembros de los colegios electorales que entrarían en contacto con los infectados, la mascarilla y los guantes no les garantizaría protección.

“El equipo de protección con el que los trabajadores médicos se acercan a las personas infectadas en nuestros hospitales confirma la posición de DIP de que la protección de los miembros de los colegios electorales no puede garantizarse con una mascarilla protectora y guantes”, señala DIP.

La Comisión no discute que es su obligación llevar a cabo elecciones adecuadamente y garantizar el ejercicio del derecho de voto de los votantes, pero enfatiza que también tiene la obligación de garantizar el derecho a la salud de todos los miembros del comité del colegio electoral, así como de los votantes, de conformidad con el artículo 70 de la Constitución de Croacia.