Zagreb (Foto:Marko Lukunić/PIXSELL) Zagreb (Foto:Marko Lukunić/PIXSELL)

El drástico aumento de las sanciones en las enmiendas a la Ley de Seguridad del Tránsito Vial generó reticencias en las bancadas del parlamento. Aunque los legisladores no tienen reparos al aumento de multas de hasta 20 mil kunas por los delitos de tránsito más graves, sí consideran que el aumento de multas por delitos menores es totalmente inadecuado para la capacidad financiera de los ciudadanos.

 La ley no recibió el apoyo del Comité de Política Interna y Seguridad Nacional, como manifestó su presidente, Ranko Ostojic: "La cuestión sobre unas penas draconianas y todo lo que conlleva ha quedado sin una respuesta contundente. Por lo tanto, el Comité de Política Interna y Seguridad Nacional no ha apoyado esta ley".

 Sin embargo, en el Parlamento la propuesta de penas más duras es defendida por el asistente del Ministerio de Asuntos Interiores, Zarko Katic: "No es el objetivo sancionar a la gente, nadie ni el Gobierno quiere dañar a los ciudadanos, pero si hay que decidir entre aquello y disminuir el número de muertes, este Gobierno ha decidido ponerse del lado de los entes responsables y disminuir el número de muertes en las carreteras croatas".

Entre las enmiendas a la ley se hallan las siguientes. Para las ocho violaciones más graves, las multas aumentarían de las actuales 5,000-15,000 kn a las 10,000-20,000 kn. Contemplan lo siguiente: conducir en dirección opuesta en la autopista o carretera, exceder la velocidad en un sitio habitado por más de 50 kilómetros, paso deliberado en luz roja, rechazar pruebas de alcohol o drogas, conducir bajo la influencia de drogas o alcohol, conducir antes de tener la licencia y mientras la licencia sea retenida o revocada.

En el caso de que un conductor vuelva a cometer por segunda vez una de esas infracciones dentro de un periodo de tres años, se prevé se le retenga su licencia de conducir al menos seis meses, y por una tercera y subsiguientes veces, al menos un año.

Además, por no usar los cinturones de seguridad y transportar inadecuadamente a los niños se incrementarán las sanciones de 500 a 1000 kunas, mientras que el uso de teléfonos móviles se castigará con 1500 kunas.

Se prevén modificaciones para privar temporalmente al conductor de su vehículo si repite de manera persistente las violaciones más graves. El vehículo será confiscado temporalmente, según la decisión de un tribunal, a un conductor que haya sido castigado por lo menos dos veces y nuevamente cometa algunas de las violaciones más graves.

 Mañana viernes deberían votar sobre las leyes debatidas y así concluir su temporada regular de trabajo.