sesión de Gabinete (Foto: Zeljko Lukunic/PIXSELL) sesión de Gabinete (Foto: Zeljko Lukunic/PIXSELL)

El primer ministro Plenković comentó sobre el repunte de casos de covid-19 en los últimos días: “Los últimos días hemos registrado un aumento de contagios y se trata mayormente de nuestros ciudadanos que llegaron de países vecinos. Esto debe tomarse como un aviso de que debemos continuar cumpliendo las medidas".

Hizo hincapié en que sabían que la apertura gradual de las fronteras a los turistas extranjeros era un riesgo potencial, pero que la apertura estaba dirigida a países con una buena imagen epidemiológica. Actualmente hay más de 230 000 turistas en Croacia.

“El último aumento en nuevos casos es una señal de que todavía tenemos que cumplir con las medidas. Es comprensible que haya habido algo de relajación. El virus se propaga más lentamente en los meses de verano y nuestra convivencia con él continúa. Haremos todo lo posible para mantenerlo lo más bajo posible y, en este sentido, debemos estar preparados para el brote de ciertos puntos críticos. Pero también debemos cuidarnos de mantener la economía y el turismo. Continuaremos aplicando nuestra política en ese camino”, afirmó el primer ministro.

Asimismo, hizo hincapié en que el gobierno había tomado medidas esenciales: "Gracias a esas medidas se salvaron 600 000 puestos de trabajo y alrededor de 103 000 compañías, que hicieron uso de las ayudas en marzo, abril y mayo".

Posteriormente, el secretario de Gobierno Tomislav Dulibić presentó los últimos datos sobre la pandemia de coronavirus en el mundo y en Croacia. Afirmó que hoy jueves se esperaba un mayor número de pacientes, considerando que se habían completado pruebas adicionales para el hospital psiquiátrico "Sveti Ivan" en Zagreb y pruebas adicionales en Đakovo.

“El número de nuevos casos ha comenzado a crecer, pero la mayoría de los casos se han importado, especialmente desde Bosnia y Herzegovina. La situación en Zadar ha sido controlada y aún se está monitoreando. En Đakovo los epidemiólogos están en el terreno y la clasificación de los contactos está en marcha. El virus también ha penetrado en el sistema de salud”, indicó Tomislav Dulibić, quien luego enumeró las medidas recientemente introducidas. Hizo hincapié en que el sistema de salud está listo para responder al desafío.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Josip Aladrović, presentó un informe sobre las medidas tomadas para contrarrestar los efectos de la crisis causada por el virus. Mencionó que hasta este momento se habían pagado 5 300 millones de kunas en subsidios a empresarios afectados por la crisis de covid-19. Asimismo, agregó que se está preparando un nuevo paquete de ayudas, que estará vigente desde el 1 de junio hasta fin de año.

“Las ayudas han sido creadas de manera que para los empresarios que sufran una disminución en su actividad laboral y tengan necesidad de reducir su jornada laboral, se les ofrecerá subvencionar parte de los salarios de acuerdo al horario reducido. Las subvenciones están destinadas a todos los sectores y a las empresas que tengan más de 10 empleados. La financiación está prevista para la duración de estas medidas, es decir, hasta fines de este año 2020. La financiación se realizará con los fondos de la Comisión Europea. Prevemos que todos los gastos, es decir, la inversión para conservar los puestos de trabajo, ascenderá a un poco menos de 3 mil millones de kunas", sostuvo el ministro de Trabajo.

También estuvieron en la agenda del día la Propuesta de Reglamento que modifica la Ley de las Islas, la Propuesta de Reglamento sobre la cantidad de suministro de agua, la Propuesta de Decisión que modifica el Programa Nacional de Ayuda al sector vitivinícola para el período 2019-2023 (UE) y la Propuesta de Decisión sobre Adopción del Programa de Apoyo para cofinanciar el trabajo de las asociaciones de mejoramiento en el campo de la cría de animales para 2020.