Estatua de la Virgen María (Foto: Luka Stanzl/PIXSELL) Estatua de la Virgen María (Foto: Luka Stanzl/PIXSELL)

Como todos los años, numerosos peregrinos de todas partes del país viajaron al santuario mariano más grande de Croacia en Marija Bistrica, donde el cardenal y arzobispo de Zagreb Josip Bozanić celebró la misa.

"Ustedes son familias cristianas y la esperanza de la sociedad croata", dijo el cardenal Bozanić a los peregrinos en Marija Bistrica. "El amor de Cristo por el testimonio de las familias cristianas tiene el poder de reconciliar a la sociedad con Dios en cada generación y construir la unidad entre las personas", agregó Bozanić. Dijo que es necesario proteger los derechos de los más frágiles, los no nacidos y de los ancianos. 

Durante su homilía, el cardenal Bozanić hizo un llamado a los creyentes para descubrir la belleza de la unidad familiar, para nutrir el patriotismo cristiano y sus propias tradiciones, así como las de los demás.

"El patriotismo cristiano es una forma de exigirle amor a aquellos cercanos a ti, incluye la responsabilidad total y completa del bien general de las personas y de todos los ciudadanos del país, nos obliga a trabajar para lograr el fortalecimiento de las instituciones estatales, y proteger el patrimonio cultural y el idioma. El patriotismo cristiano nos anima a construir la unidad, a entendernos y perdonar" - dijo el cardenal Josip Bozanić.

Entre los peregrinos en Marija Bistrica hoy había creyentes de Eslovenia, Polonia, Hungría e incluso de Hong Kong, mientras que la mayoría eran del norte de Croacia. Alrededor de 800 mil creyentes van al santuario de Marija Bistrica cada año.

Fuente: HRT