Huelga de maestros (Foto: Patrik Macek/PIXSELL) Huelga de maestros (Foto: Patrik Macek/PIXSELL)

Después de realizarse ayer domingo por la tarde y noche otra ronda maratónica de alrededor de seis horas de negociaciones entre el Gobierno y los sindicatos de maestros, en la cual no se alcanzó un acuerdo, hoy lunes se reanudarán las conversaciones para poner fin a la huelga que obligaría a los estudiantes a tener que recuperar clases durante sus vacaciones de invierno y verano.

Otra nueva ronda de negociaciones está programada para hoy lunes a las 14.30 horas en la sede presidencial. Por dicho motivo, el primer ministro Andrej Plenković tuvo que cancelar un viaje oficial a Madrid, donde tenía que participar en la cumbre climática.

En cuanto a la nueva oferta presentada por el Gobierno, los sindicatos guardan silencio. A continuación, declaraciones del presidente del Sindicato Independiente de Trabajadores de las Escuelas Secundarias, Branimir Mihalinec: “Hemos acordado que no vamos a ofrecer declaraciones, por lo que les agradecería que no nos pregunten al respecto; no nos llamen, no nos busquen, porque acordamos que nadie ofrecería detalles hasta la finalización de las negociaciones, cuando obtendrán todos los pormenores”.

Según fuentes no oficiales, se está negociando el aumento del coeficiente salarial del 6.11 por ciento, lo que los sindicatos exigían desde el primer momento.

Por su parte, el partido Most criticó al Gobierno por haber esperado hasta ahora para conversar sobre los coeficientes salariales de los trabajadores que se encuentran en huelga: “Este caos que está ocurriendo en la sociedad es consecuencia de una política irresponsable del primer ministro Plenković y de la ministra Divjak, y por ello sufren los niños, los padres y todo el sistema educativo, porque simplemente las cosas han ido demasiado  lejos; si se hubiera conversado desde el comienzo sobre los coeficientes, tal vez habrían aceptado alguna oferta que no representaba el máximo de sus demandas, pero después de esta humillación interminable que han recibido por parte del Gobierno y del primer ministro Plenković, la pregunta es cómo van a reaccionar los profesores y maestros”.