Solana de Ston (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL) Solana de Ston (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL)

De la piscina llamada San Francisco, hoy, se han cosechado alrededor de 70 toneladas de sal. Esta mañana, justo antes de las 6, para evitar el fuerte sol, llegaron unos 30 hombres de Pelješac y Ston, pero también amigos, principalmente de Herzegovina, de Grude, que vienen todos los años y ayudan a recoger la sal.

Esta salina tiene nueve piscinas de cristalización, pero este año la sal se tomará de solo tres de ellas. Porque solo en estas tres hay sustrato de calidad suficiente para que la sal sea comestible.

El plan es recolectar entre 400 y 450 toneladas de sal este año. Todo en Ston se hace de la manera tradicional: dependen exclusivamente del sol, del mar y del viento.

La sal de Ston tiene un sabor especial, sin amargura y se la considera la mejor del mercado.