Comenzó el nuevo año lectivo (Foto: Sandra Simunovic/PIXSELL) Comenzó el nuevo año lectivo (Foto: Sandra Simunovic/PIXSELL)

El ministro de Ciencias y Educación Radovan Fuchs y la vicedirectora del Instituto Croata de Salud Pública, Ivana Pavić Šimetin, hablaron sobre los desafíos que esperan los maestros, niños y padres en el año escolar, que en cualquier caso será muy diferente a los anteriores.

"Ocho escuelas han comenzado clases en línea, dos han pospuesto el inicio clases y las otras escuelas comenzarán según el modelo B o C. El modelo B es mixto en el que parte de la docencia se realiza en el aula, y la otra parte de los alumnos están en casa y siguen la docencia utilizando materiales digitales. Esos niños rotan más tarde, dijo el ministro, y agregó que el modelo C es uno en el que todos los niños siguen las clases desde casa",  dijo el ministro Fuchs.

Destacó que el modelo C es el más desfavorable, pero que los modelos se decidirán en función de la situación epidemiológica de cada ciudad o provincia.

Pavić Šimetin dijo que, si no están en casa, el mejor y más seguro lugar para los niños es la escuela.

"La situación no es ideal, pero mientras la escuela pueda impartir clases en las aulas, se debe aplicar porque es lo mejor para los niños", dijo Pavić Šimetin.

También dijo que se sabe con certeza que los niños no contraen una forma grave de la enfermedad y que muy a menudo no presentan síntomas o estos síntomas se parecen a un resfriado leve. Rara vez son transmisores de la infección a los adultos, señaló.

"De unos trescientos niños positivos en Croacia, solo dos veces se transmitió a los adultos, dijo, y agregó que los niños no son "súper propagadores" del virus como es el caso con el virus de la gripe", concluyó Pavić Šimetin.

De acuerdo con las instrucciones del Instituto de Salud Pública de Croacia para la prevención de la epidemia, la labor de las escuelas debe organizarse de manera que se garantice, en la medida de lo posible, la distancia social.

Los niños deben lavarse las manos regularmente con agua corriente y jabón, y el uso de desinfectantes debe limitarse a la desinfección al ingresar a la escuela y no deben aplicarse más de dos o tres veces al día.

También se recomienda que cada clase permanezca en una habitación y que los estudiantes no cambien de aula en la asignatura. Lor recreos deben organizarse en diferentes momentos y el paso por las áreas comunes debe reducirse al mínimo.

Fuente: HRT