Ministro Božinović (Foto: Luka Stanzl/PIXSELL) Ministro Božinović (Foto: Luka Stanzl/PIXSELL)

Croacia estará representada en Marrakech por el ministro del Interior, Davor Božinović. En una declaración para Hina antes de la conferencia, Božinović recordó que la migración es un problema global que debe resolverse a escala global, es decir, dentro de las Naciones Unidas.

"El acuerdo es solo el comienzo del proceso y es importante señalar que después de nuestra ratificación, nuestra política nacional no cambiará, por lo que la policía continuará evitando cualquier intento de ingreso ilegal en el territorio croata"- dijo Božinović.

El ministro espera que se abra el debate sobre las razones para abandonar los países de origen, es decir, cómo afectan a la migración, por ejemplo, las políticas o el cambio climático.

"En la Declaración se afirma que todos los estados, incluida Croacia, pueden determinar por sí mismos qué es lo que consideran migración regular y no qué", dijo Božinović, y agregó que continuaremos decidiendo de manera independiente y soberana quién puede venir a Croacia y pasar por su territorio y, eventualmente, quien puede quedarse en el país.

La creación de un Pacto Global sobre Migración fue precedida por la adopción de la Declaración de Nueva York sobre Refugiados y Migrantes en 2016, y también estuvo marcada por el retiro de algunos países liderados por Estados Unidos que habían dejado de participar en el desarrollo del documento a fines del año pasado.

Los opositores al Pacto temen que amenace la soberanía, y los defensores piden la protección de los derechos humanos.

Al acercarse a la conferencia en el Pacto Global de Marrakech se opusieron varios países, entre ellos algunos de Europa Central y Oriental. Los oponentes del Pacto Mundial sobre la Migración critican al mismo como una amenaza a la soberanía de los estados, la igualación de la migración legal e ilegal y el temor a un flujo incontrolable de migrantes, mientras que los defensores reclaman la necesidad de una gestión conjunta de la migración y una mejor protección de los derechos humanos.

El Pacto Global sobre Migración enumera 23 medidas que los estados no están obligados a implementar.