Cementerio de Dubrovnik (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL) Cementerio de Dubrovnik (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL)

Los croatas de todo el país celebran hoy el Día de Todos los Santos, un día festivo y feriado nacional. Según la tradición, las personas conmemoran a los familiares fallecidos visitando los cementerios y las tumbas de sus seres queridos y asistiendo a misa y otros servicios religiosos en cementerios.

A fines de octubre y durante los primeros dos días de noviembre, los lugareños limpian las lápidas de sus familias, traen flores y encienden velas para rendir homenaje a los difuntos, y es un día sagrado de obligación para los católicos.

Altos funcionarios estatales y funcionarios locales, incluida una delegación del HDZ gobernante dirigida por el ministro de Economía, Darko Horvat, conmemoraron el Día de Todos los Santos colocando coronas florales y encendiendo velas en cementerios y frente a monumentos históricos.

El Día de Todos los Santos es un día de mucha tristeza en la ciudad de Vukovar, ya que hay un gran número de familias, que no tienen a donde rendirle homenaje a sus seres queridos fallecidos, encender velas o colocar flores a los más de 300 desaparecidos de la Guerra Patria. 

"Lamentablemente resulta que las personas afortunadas son las que tienen una tumba real para visitar; donde pueden encender velas, colocar flores y rezar. Porque, desafortunadamente, hay muchos de nosotros que no tenemos lápidas para hablar con nuestros seres queridos difuntos, ningún lugar para rezar. Espero que algún día ese problema se resuelva, espero que sea pronto. Ya ha pasado demasiado tiempo y esto debería haberse resuelto hace mucho tiempo” – destacó el presidente del Ayuntamiento de Vukovar para los veteranos, Tomislav Josić.