El Korzo en Rijeka (Foto: Nel Pavletić/PIXSELL) El Korzo en Rijeka (Foto: Nel Pavletić/PIXSELL)

A partir del 1 de enero, Rijeka, bajo el lema “Puerto de la Diversidad”, ostenta el título de Capital Europea de la Cultura. Este evento, junto con la presidencia croata de la Unión Europea, crea un marco para la visibilidad y desarrollo de la ciudad portuaria.

El alcalde de Rijeka, Vojko Obersnel, confía en que estos acontecimientos darán prestigio a Rijeka en el mapa internacional de la Cultura: „Por ejemplo, en Rijeka se realizarán reuniones de ministros, de Cultura, de Europa Suroriental. En Rijeka se llevarán a cabo reuniones del comité de la región, del Consejo de Europa y de la red de alcaldes de las ciudades que han sido capital de la cultura o que han sido confirmadas ya como futuras capitales europeas de la cultura para los siguientes dos o tres años. Por lo tanto, este acontecimiento puede ser importante para el futuro desarrollo de Rijeka en el sentido de crear una imagen completamente nueva de Rijeka en su totalidad”.

Los Ferrocarriles de Eslovenia se aunaron al proyecto Rijeka 2020, Capital Europea de la Cultura. Todo el año conectarán Rijeka y Liubliana con dos trenes al día desde sendas ciudades. Desde la Oficina de Turismo de Rijeka se recuerda que se trata de un viaje de tres horas en tren, y que las salidas están programadas para que los visitantes cuenten con suficiente tiempo para poder disfrutar de algunos de los programas de la capital europea de la cultura o visitar Liubliana.