Ilustración (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL) Ilustración (Foto: Grgo Jelavic/PIXSELL)

La ceremonia de clausura comenzó esta mañana con el sonido de la diana de los Trumbunjeri de Dubrovnik, una unidad militar ceremonial, seguida de una procesión hasta Gorica svetog Vlaha, una colina cercana, donde se celebró la misa.

La Fiesta de San Blas fue incluida en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO en 2009. La festividad o fešta, como la llaman los lugareños, comienza el 2 de febrero, día oficial tanto del santo como de la ciudad.

Los portadores de estandartes parroquiales desfilan hacia la ciudad vestidos con trajes tradicionales. La fase central del festival es una procesión a la que asisten obispos, embajadores, líderes cívicos, notables visitantes y la toda la gente de Dubrovnik.

La festividad se remonta al menos a 1.190 y está muy integrada en la identidad cultural de los residentes de Dubrovnik. Se considera una muestra de gran reverencia por el patrón de la ciudad, San Blas.