Danza boliviana en el Festival Internacional de Folklore  de Zagreb (Foto: David Rey) Danza boliviana en el Festival Internacional de Folklore de Zagreb (Foto: David Rey)

El director artístico del Festival Internacional de Folklore de Zagreb, dr. Tvrtko Zebec, destaca que los asistentes a los talleres estuvieron muy satisfechos porque lograron aprender algunos pasos de danzas latinoamericanas que les enseñaron las jévenes bailarinas Estefanía Solórzano de Ecuador, Ximena Banegas de Bolivia y Bruna Piccazio de Brasil.
El Festival Internacional de Folklore tiene lugar en Zagreb desde el año 1966. Es la manifestación más renombrada dl folklore en Croacia dedicada al cuidado y la presentación del patrimonio de la tierra natal.

Ximena Banegas y Estefanía Solórzano (Foto: David Rey)

La boliviana Ximena Banegas, oriunda de Santa Cruz de la Sierra, tiene una maestría en antropología de la danza y estudios culturales, se especializa en danzas bolivianas y durante muchos años ha bailado danzas folklóricas de Bolivia.

“Me encuentro en el Festival Internacional de Folklore de Zagreb, representando a Bolivia y trayendo un poco de las danzas bolivianas a los amigos aquí en Croacia. Durante el taller he enseñando a los participantes que han venido danzas de diversas partes de los departamentos de Bolivia: chobena, taquirari del oriente boliviano, tinku que es una danza del altiplano. A la gente le encantó, estuvieron muy activos participando, porque nunca han tenido la experiencia de bailar estas danzas. Estuvieron muy contentos y fue muy agradable para mí poder enseñarles y traer un poco del folklore de mi país.
El taquirari y la chobena son danzas que se realizan durante la época del carnaval, entonces son muy frecuentes y son muy alegres, tienen el sonido del tambor, pero también son una mezcla entre las danzas de la gente que era nativa del país con un poco de lo que fue la colonización y la mezcla española. Entonces se crea un dinamismo ahí en la que la música trae diferentes formas y diferentes ritmos para la gente que no conoce estas danzas” afirma la bailarina Ximena Banegas.

Boliviana Ximena Banegas (Foto: David Rey)

En cuanto al Festival Internacional de Folklore, la antropóloga y bailarina boliviana afirma que se hacen lazos de amistad a través de las danzas y de las canciones.

“Hemos estado presentes desde el primer día del festival y hemos visto a diferentes participantes, de Irán, de Italia, de la China, que estuvieron bailando y presentando a sus países. Hemos visto a diferentes participantes croatas y ha sido verdaderamente fascinante el folklore. La capacidad de la danza y la música de traer a las personas y unirlas ha sido verdaderamente agradable de poder ver y esperamos poder volver a este festival en algún otro momento o poder encontrarnos. Se han creado bastantes lindos lazos de amistad con diferentes participantes. Entonces poder verlos en otra ocasión también sería maravilloso.
Y quizás que un día Bolivia participe con un grupo en este festival. De hecho están los planes ahí puestos para que la próxima vez no sólo sea un taller, sino que haya un grupo participando dentro del festival y trayendo un poco de la música y de la danza boliviana. Porque lo atractivo de este festival verdaderamente es que todos los participantes tienen música al vivo y entonces tienen sus danzas con músicos tocando al vivo, lo que crea una forma muy interesante en la manera en las que las coreografías o las presentaciones son dadas dentro del festival. Entonces eso es verdaderamente increíble y es algo que se debería replicar. Ojalá en el futuro podamos tener un grupo de Bolivia participando aquí en el festival y trayendo un poco más de los diferentes folklores bolivianos” - destaca Ximena Banegas.

Respecto a su visita a Zagreb, comenta:

“Zagreb es una ciudad muy hermosa, la gente es muy acogedora. Hemos hecho amistad con diferentes personas, hemos conocido gente. Nos ha encantado la comida, nos ha encantado la ciudad, verdaderamente preciosa.
Un saludo a todos nuestros amigos que nos escuchan por la radio, un beso grande y también saludos a toda la gente que nos escucha en Bolivia” – expresa la bailarina boliviana Ximena Banegas.

Ecuatoriana Estefanía Solórzano (Foto: David Rey)

La ecuatoriana Estefanía Solórzano, oriunda de Guayaquil, fue invitada al festival para mostrar una danza ecuatoriana.

“La danza se llama andarele, que es una danza de la comunidad negra de Ecuador. Tiene pasos muy básicos, pero que muestran la forma de danzar del negro ecuatoriano. Primero les enseñé un poco a mover las caderas, porque es la característica de las danzas negras el movimiento de la cadera. Los pasos son muy básicos, pero la calidad del movimiento va en conjunto con la cadera. Entonces les traté de enseñar un poco el movimiento de la cadera, y eso cuesta un poquito. Pero en todo caso les gustó mucho, se divirtieron, les enseñé algo muy sencillo y ellos estuvieron muy a gusto con toda la enseñanza. Incluso tuve el comentario de una señora que me dijo que la había gustado mucho la estructura de la danza, porque le recordaba mucho a la naturaleza. Y que a ella le gusta mucho estar rodeada de la naturaleza y los bailes que a ella le gusta hacer tienen que ver con eso” – dice la ecuatoriana Estefanía.

Respecto al festival, subraya:

“El festival me ha llevado algo mucho más allá de las expectativas que tenía, porque es la primera vez que voy a un festival de danza folklórica, porque yo tengo estudios de danza contemporánea, que es lo que más hago. Sé otras danzas del Ecuador y danzas que se bailan en Latinoamérica, como la salsa. Pero me ha gustado mucho primero el conocer las culturas de todos los países de Europa, que para mí eso es algo nuevo. Pero la maestría que estudié en antropología de la danza me ha llevado a conocer estos otros aspectos de las culturas de otros lugares del mundo, que en América Latina no conocemos. Y también el compartir con la gente, el bailar con la gente dentro del festival, eso es una cosa que hermana a todas las personas.

Danzas latinoamericanas

Danzas latinoamericanas

05:56

Porque hablamos diferentes idiomas. Pero una vez que estamos bailando, todos estamos bailando lo mismo y nos comunicamos de esa forma, aunque no nos entendamos" - concluye la ecuatoriana Estefanía Solórzano.