La Voz de Croacia

21:49 / 21.06.2022.

Autor: David Rey

Dorica Perak: el recorrido de mi abuelo determinó mi vida

Dorica Perak

Dorica Perak

Foto: archivo personal / Dorica Perak

Dorica Perak se siente feliz cuando comparte sus conocimientos como guía turística, por lo que disfruta guiando a la gente tanto en Zagreb, como en Perú.

- Soy de origen croata, pero muchos aquí me consideran peruana. Sigo ahí como Dorotea Xenia Josefina Carola y no dudo que sepan por qué lo acorté todo después de casarme en 1973, pues sería además Miculicich Katusich de Perak (demasiado largo). Nací en Lima, donde mi abuelo paterno hizo una exitosa carrera.


Su recorrido por este mundo, digno de una novela de aventuras, determinó en gran parte el mío. Mi abuelo Josip Mikuličić era croata, de la región de Primorje, de Krasica, un pueblito por encima de Bakar. Era el mayor de 15 hermanos y partió al mundo a los 16 años “para ganarse el pan”. Abordó como polizón un buque de carga que navegaba hacia Perú.


En ese entonces, la minería se estaba desarrollando fuertemente allá a instancias del Estado. La llamada fiebre del oro ocurrió en los Andes. También atrajo a muchos croatas. Mi abuelo comenzó su increíble ascenso económico al establecer un abastecimiento continuo de las minas de la sierra central que se encuentran a 4000 m sobre el nivel del mar. No sé cuánto tiempo le tomó abrir la primera mina llamada Dos Amigos junto con un amigo suizo, pero rápidamente se enriquecieron.


Mi abuelo fue un gran patriota y benefactor. Cuando regresó por primera vez después de 30 años, fue muy generoso con su Krasica natal y su familia. En colaboración con arquitectos famosos, hizo construir un palacio en Sušak en Pećine, hoy la famosa villa Olga, y en Zagreb una casa.


Mi padre José Félix fue el segundo de cuatro hijos. Nacido en Lima, vivió entre Lima y Zagreb, donde se casó con mi madre Branka Katušić. Mis padres abandonaron Yugoslavia poco después de la Segunda Guerra Mundial por motivos económicos. A saber, después de la liberación, mi padre fue “liberado” de sus propiedades. Le quitaron sus casas, viñedos y acciones en la empresa Isis-Kaštela, hoy Pliva. Salvó la cabeza porque, como miembro de la junta directiva de Isis durante la guerra, insistió en que se pagara más a los trabajadores, por falta de dinero al menos con jabones de la producción.


Yo nací en Lima el año 1946. Mi infancia, puedo decirlo, fue una época dorada. Vivíamos en una hermosa casa grande. Pasábamos los veranos en Paracas, un hermoso hotel con bungalows y una playa de una milla de largo. Ese hotel desapareció irremediablemente en el gran tsunami que azotó la parte sur del Perú en 2007. Durante los meses de invierno, pasábamos los fines de semana en Chaclacayo en las faldas de la Cordillera a unos 50 kilómetros al este de Lima, a 1000 m sobre el nivel del mar. Allí la abuela tenía una casa en el bosque, y el clima siempre era de primavera mientras que en Lima el invierno es húmedo con neblina y llovizna - expresa la peruana de origen croata. 

Cultura Mochica

Cultura Mochica

Foto: archivo personal / Dorica Perak

Paralelamente con la escuela Dorica estudió piano y asistió a la escuela de ballet.


- También recibí lecciones elementales de guitarra de la excelente cantautora de la época, Alicia Maguiña. Después de graduarme, aprobé el examen de ingreso en la Universidad Católica de Filadelfia, pero no me quedé allí. Lo que me pasó en el Campus fue que las demás estudiantes me miraban como bicho raro porque venía de Perú. Una incluso comentó: ¡Y te vistes como nosotras! (and you dress like we do?)


Continué mi educación en el Reino Unido en un Finishing School for Ladies “The Grove” Sevenoaks, Kent. Además de buenos modales, etiqueta, protocolo diplomático, equitación, golf, tenis, bridge y demás, allí se enseñaba historia del arte, de la música e inglés, y aprobé el Cambridge Proficiency.


Luego, entre 1966-1970 estudié en Suiza en Neuchatel y me licencié en francés. Mi deseo era continuar mis estudios de posgrado en la Universidad de Berkeley en San Francisco, donde se suponía que sería profesor, pero debido a mi situación familiar, tuve que quedarme en Suiza. Mi hermana tuvo un grave accidente automovilístico y múltiples operaciones. Ella me necesitaba. Como no era posible permanecer en Suiza como turista durante más de tres meses, tuve que volver a inscribirme en una escuela, así que me inscribí y completé una escuela de tres años como diseñadora de moda, Ecole Guerre de Paris en Ginebra. Se vería, sin embargo, que mis estudios no terminarían ahí - afirma Dorica Perak.

Chan Chan

Chan Chan

Foto: archivo personal / Dorica Perak

El año 1964 por primera vez visitó Croacia, la madre patria de su abuelo.


- Ese año mi madre murió y, a petición propia, fue enterrada en Mirogoj con su abuelo Milan Majcen, el primer gerente del cementerio. Fue entonces cuando conocí Zagreb por primera vez y visité a mis abuelos maternos. Desde entonces, todos los años pasaba al menos una parte de mis vacaciones de verano en Croacia, es decir, en la antigua Yugoslavia. Durante una de mis estadías en Croacia conocí a mi marido, al ingeniero Ivan Perak. Nos casamos un año después, hace casi 50 años.


Mi primer trabajo en Zagreb fue como voluntario, trabajé en un proyecto de salud estadounidense. A esto le siguió un empleo temporal en el Consulado de los Estados Unidos en un momento de crisis porque se requerían numerosos visados para gente que iba a celebrar el bicentenario. No fue hasta 1977 que tuve la oportunidad de reemplazar a un profesor de español en la Escuela de Idiomas Extranjeros. Como estaba haciendo este trabajo como hablante nativo y no como profesor de lengua, tuve que asistir a clases en la Facultad de Filosofía de Zagreb como estudiante auditor.


En 1981 me licencié en lengua y literatura inglesa y española y obtuve un trabajo permanente en la Escuela de Idiomas Extranjeros. En 1982, una colega y yo llevamos a unos 20 participantes del curso de español durante un fin de semana a España, y en 1986 estábamos de nuevo en Madrid como participantes en un curso de cuatro semanas de perfeccionamiento de la lengua. El primer día del curso, no tenían idea de que yo, Dorica Perak de Yugoslavia, era hablante nativo de español, por lo que hubo algunas situaciones cómicas, pero también malentendidos. Mi colega y yo aprovechamos esta estancia en España para viajar por el país. De ahí nació la idea de escribir el libro de texto Español para vosotros. Mi colega escribió la primera parte y yo escribí la segunda. El libro de texto ya ha sido publicado en varias ediciones, y todavía está saliendo con un nuevo título porque se usa en las escuelas secundarias de Croacia.


En 1991 me llamaron para trabajar con los cascos azules (la Forpronu). La base del Contingente Logístico Francés se encontraba en el aeropuerto militar de Pleso, donde trabajé como oficial de enlace. 


Cuando se privatizó la escuela de idiomas extranjeros, el ex director y otros tres profesores (inglés, italiano y alemán) me pidieron que cubriera los idioimas español y francés y abrimos una nueva escuela, World Languages ​​​​Zagreb, donde trabajé hasta la jubilación.


Sin embargo, mi alma inquieta no me permitió quedarme allí, así que me matriculé en un curso de guía turístico en la Facultad de Economía de Zagreb. Y después de mucho estudio (la literatura croata y el idioma en especial), aprobé ese diploma. Me siento feliz cuando comparto conocimientos, por lo que disfruto poder guiar a las personas en Zagreb y Perú - destaca la peruana de raíces croatas.

El señor de Sipan

El señor de Sipan

Foto: archivo personal / Dorica Perak

Dorica ha preparado una conferencia en la Sociedad Hispano Croata sobre el norte arqueológico del Perú.


- En el norte del Perú hay 4 localidades de culturas anteriores a los Incas, con excavaciones que visité en una de mis andanzas.


¿Por qué el Norte del Perú?


Porque el sur del Perú y su historia en su mayoría ya son muy conocidos y explotados por los turistas. Todo el mundo conoce Machu Picchu, la cultura Inca, Cusco y Arequipa. Pero el norte de Perú sigue siendo una joya por descubrir para aquellos que quieren conocer algo nuevo. Poco se sabe que edificios monumentales como los que se ven en Caral, una civilización que floreció entre los 3000 y los 1300 a. C., han sido descubiertos y aún están siendo explorados en el norte del Perú.


En esta conferencia menionamos la franja costera del norte del Perú para descubrir las siguientes culturas:

Mochica. Grandes obras de riego, multitud de grandes pirámides en la costa. Entre los 200 a. C. y los 600 d. C. se elaboró ​​el “Horizonte Blanco sobre Rojo”, llamado así porque en gran parte del Perú, la cerámica decorada con un diseño blanco sobre fondo rojo era la forma característica del arte Moche (Huaca del Sol y La Luna, El brujo).


El señor de Sipan y la señora de Cao son un tema especial, aunque corresponden al período expansionista de Moche.


Entre los 600 y los 900 d. C hay un florecimiento de culturas epigonales o herméticas, es decir, el arte en la cerámica, bajo la influencia de Wari. En la costa norte del Perú se extiende Lambayeque o Sicán.


Entre los 1000 y 1450 d C surge la noción de culturas regionales, una noción “limitada” entre Tumbes (en la frontera con Ecuador) y Lima, la actual capital, ubicada exactamente en medio de toda la franja costera del Perú. Chimú se destacó en la planificación urbana. Su capital es Chan Chan - zaključuje Dorica Perak.

Vijesti HRT-a pratite na svojim pametnim telefonima i tabletima putem aplikacija za iOS i Android. Pratite nas i na društvenim mrežama Facebook, Twitter, Instagram i YouTube!